Panes y dulces para niños celíacos

Investigadores villaclareños elaboraron un recetario de productos a partir del sorgo para niños intolerantes al gluten

Autores:

Nelson García Santos
Yoelvis Lázaro Moreno Fernández

SANTA CLARA, Villa Clara.— Un recetario elaborado por un equipo multidisciplinario de investigadores y especialistas de esta provincia constituye una opción viable para mejorar la nutrición de infantes que padecen la enfermedad celiaca, los cuales cuentan en nuestro país con una protección alimentaria adicional.

Más allá de la buena aceptación que tuvo entre los pequeños villaclareños degustar delicias de la repostería, elaboradas a partir de la harina de sorgo, resultan trascendentes los panes y dulces propuestos.

El doctor Rodolfo Valdés Landaburo, especialista en Segundo grado en Gastroenterología del Hospital Pediátrico Provincial José Luis Miranda, quien desde hace más de diez años desarrolla un proyecto especial de atención a los 31 niños que padecen la enfermedad en Villa Clara, destacó el impacto positivo que tuvo entre los pequeños saborear por vez primera comestibles muy deseados por ellos, entre los que se cuentan bizcochos, galletas, gofios, sorbetos, panecillos y polvorones.

Añadió que el sorgo es un cereal con similares nutrientes que el trigo, por lo que permite reforzar la alimentación de estos niños, aquejados de un padecimiento crónico que afecta al intestino y que se caracteriza por un rechazo o intolerancia del organismo al gluten, una sustancia contenida en algunos cereales como el trigo.

Explicó que el paciente celíaco que se expone al alimento con gluten no siempre sufre daños intestinales inmediatos, sino que pueden transcurrir meses y hasta años para que aparezcan los síntomas. Ello explica porqué hay personas que se les detecta tardíamente la enfermedad, ya sea después de los dos años o pasada la adolescencia.

Insistió el doctor en que el principal tratamiento de esta dolencia es una dieta estricta sin gluten, por lo que le atribuye un alto valor a estos nuevos productos, con los cuales los niños aquejados tienen más opciones y mayor seguridad alimentaria.

El facultativo reconoció también la alegría y el interés de muchos padres en conocer cómo elaborar determinados productos, pues de contar con ese cereal ellos pudieran confeccionar en sus casas algunas de estas recetas de repostería.

Durante más de cuatro años un equipo multidisciplinario encabezado por el Doctor en Ciencias Agrícolas Orlando Saucedo Castillo, del Centro de Investigaciones Agropecuarias (CIAP) perteneciente a la Facultad de Ciencias Agropecuarias, de la Universidad Central de Las Villas (UCLV), ha trabajado en la preparación de este recetario, a partir de la variedad de sorgo UDG-110, apta para la alimentación humana.

Actualmente se valora en el territorio la posibilidad de elaborar de manera fabril algunos de estos productos en entidades de la Empresa Provincial Productora de Alimentos (EPPA), un viejo anhelo de padres y niños que, de concretarse, haría realidad una opción viable en la alimentación de quienes jamás han podido ingerir la mayoría de los dulces y panes que se consumen comúnmente.

Saucedo Castillo destacó que el trabajo desarrollado por el equipo ha sido sistemático y, sobre todo, consciente de la necesidad y el impacto social que puede tener un resultado de este tipo, el cual tributa a una mayor calidad de vida de nuestros niños.

El investigador agregó, además, que en la Universidad villaclareña se trabaja también en investigaciones dirigidas a potenciar el uso del sorgo en la alimentación de cerdos y aves, así como en la humana, fundamentalmente mediante la sustitución parcial del trigo al elaborar panes, en la repostería, mezclas con café, pastas alimenticias y productos cárnicos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.