Invierten en la industria arrocera cubana

Uno de los centros beneficiados es la Unidad Empresarial de Base Manolo Solano en Sancti Spíritus, donde se instaló maquinaria brasileña para envasar el cereal en bolsas de uno, dos y cinco kilogramos, con destino a la red de tiendas recaudadoras de divisa

Autor:

Miguel Ángel Valdés Lizano

SANCTI SPÍRITUS.— Varias instalaciones para el procesamiento industrial del arroz en esta provincia se beneficiaron con inversiones dirigidas a respaldar la cosecha, que comenzará este mes.

La renovación de maquinaria, junto a reparaciones y el mantenimiento de equipos con décadas de explotación, permitirán responder a las exigencias de la producción del grano en un territorio que aspira a duplicar los resultados del pasado año.

Entre las instalaciones beneficiadas con este proceso de mejoría tecnológica se encuentra la Unidad Empresarial de Base Manolo Solano, en la capital provincial, donde fue instalada maquinaria brasileña para separar la cáscara y envasar el cereal en bolsas de uno, dos y cinco kilogramos, con destino a la red de tiendas recaudadoras de divisa.

Yosvani Aquino Palmero, director de la entidad, apuntó que esta modernización posibilita el aumento de los volúmenes de producción, humaniza el trabajo y ahorra electricidad, porque se reemplazaron tres máquinas existentes desde los años 50 del pasado siglo.

El nuevo equipamiento de molinaje puede procesar en una hora más de tres toneladas y media de arroz. Su eficiencia permite la obtención de un grano con excelente calidad y limpieza, según quedó demostrado en la fase de prueba.

También en otra unidad, la Ángel Montejo, se acometieron acciones en beneficio de la próxima cosecha. En esta se han sustituido aditamentos no existentes en el país gracias a la creatividad de los innovadores.

En el Complejo Agroindustrial Sur del Jíbaro, principal entidad arrocera de la provincia, se mejoraron los viales y los sistemas de riego. Además, el mantenimiento y limpieza de los canales permitirán aumentar el área cultivable, elevar los rendimientos en la fase de siembra y emplear con más eficacia el agua, cuyo consumo estuvo sobregirado en los últimos años.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.