La calidad que debe acompañar la actualización

Enfrentar los nuevos desafíos económicos del país de manera eficiente y progresiva, demanda usar una herramienta como la Metrología, ciencia de las mediciones y sus aplicaciones

Autor:

Patricia Cáceres

«Los metrólogos cubanos tienen entre sus prioridades familiarizar a la nueva comunidad de productores no estatales con el campo de las mediciones y las normas de calidad, a fin de garantizar el control de los recursos y la protección de los consumidores».

Así expresó Nancy Fernández Rodríguez, directora general de la Oficina Nacional de Normalización (NC), en el VIII Simposio Internacional, Metrología 2011, que abrió sus puertas este miércoles y hasta el viernes próximo en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Para ello —dijo— hemos organizado un grupo de seminarios, que se impartirán por vez primera en la provincia de Sancti Spíritus el día 25 del presente mes, y que continuarán en julio en Villa Clara y en septiembre en la capital. Posteriormente, y de manera progresiva, se extenderán al resto del país.

«Usted no puede percibir la importancia de algo que no conoce bien. De ahí la relevancia de este programa, que permitirá crear una conciencia y una cultura de la utilidad de las mediciones a la hora de brindar un servicio público de calidad, para garantizar el control de los recursos que se ponen en nuestras manos, la seguridad alimentaria, las inversiones; en general, para la toma de decisiones».

La metrología cubana —meditó Fernández— ha sobrevivido a tiempos muy difíciles pues los instrumentos de medición, los dispositivos y la preparación del personal son muy costosos.

«Aun así, recientemente comenzamos una modesta pero novedosa inversión en 12 laboratorios móviles de metrología que muy calladamente recorren nuestro país, unido al equipamiento antiguo, aún en muy buen estado gracias al esfuerzo del personal».

También —subrayó— han sido notables las consecuencias del bloqueo económico por parte de Estados Unidos, que se hizo sentir sobre todo cuando Cuba fue expulsada del Sistema Interamericano de Metrología en la década de los 90.

«Desde entonces, los especialistas cubanos forman parte de COOMET, una organización de cooperación euro-asiática de institutos nacionales de metrología», expresó.

«Eso quiere decir que nuestras reuniones hoy son muy costosas, nuestros encuentros para demostrar nuestra capacidad de medición se han trasladado a muy lejos; independientemente de que nuestra oportunidad para adquirir dispositivos de alta exactitud es muy poca cuando tienen componentes norteamericanos», recalcó.

A pesar de ello, los metrólogos cubanos mantienen un prestigio y una presencia significativa en el continente, lo cual es poco común para los países pobres o en vías de desarrollo, concluyó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.