Trabajadores sociales de 16 países intercambian en Cuba

Bajo el lema Hacia la construcción de una intervención social transformadora, 350 especialistas de 16 países, en su mayoría de América Latina, intercambian hasta el viernes en el Hotel Club Acuario

Autor:

Juventud Rebelde

El VI Congreso Internacional de Trabajo Social en Salud, que sesiona en esta capital, pone al desnudo las asimetrías y retos de la especialidad en países con políticas neoliberales o recortes presupuestarios en detrimento de los más necesitados.

Bajo el lema Hacia la construcción de una intervención social transformadora, 350 especialistas de 16 países, en su mayoría de América Latina, intercambian hasta el viernes en el Hotel Club Acuario, de la Marina Hemingway, sobre los fundamentos de su labor, la formación y práctica profesionales.

La licenciada Odalys González Jubán, presidenta del Comité Organizador, dijo a la AIN que estos foros despiertan cada vez mayor interés, lo cual se demuestra en el récord de participantes, no solo de la región, sino también de África y Europa.

Destacó la presencia de representantes del Programa de Trabajadores Sociales de la Unión de Jóvenes Comunistas en los talleres precongresos, impartidos por prestigiosos académicos, como la máster costarricense María Lorena Molina, presidenta de la Asociación Latinoamericana de Escuelas de Trabajo Social.

Unos 260 trabajos son expuestos en conferencias magistrales, mesas redondas, paneles y en comisiones, referidos a las críticas realidades que enfrentan estos profesionales de la salud, cuya labor asistencial resulta cada vez más necesaria.

Delegados de Brasil, Venezuela, México, Colombia, Uruguay y Argentina, por citar algunos, elogiaron el alto nivel científico del evento, que incluye visitas al Centro Comunitario de Salud Mental de Regla, al Palacio de la Maternidad Leonor Pérez, en Habana Vieja, y la Casa de Abuelos de Plaza de la Revolución, entre otros.

Para ellos, resulta muy interesante la experiencia de Cuba en el trabajo social, los esfuerzos de la Revolución -a pesar del bloqueo de EE.UU.- por asistir a toda la población y en especial a los más necesitados, en contraposición con lo que sucede en muchas otras naciones.

Por ejemplo, en Puerto Rico, es muy fuerte y hegemónica la influencia del colonialismo sobre la formación, práctica e identidad profesional del trabajo social, hasta el punto que todo responde a los cánones del imperialismo yanqui, subrayaron en su exposición las licenciadas Ileana E. Cintrón, Vanessa Espada y Myrelis Román.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.