Razones para abrazar el verano

ExpoCuba tiene previsto dar la bienvenida a la etapa estival con propuestas recreativas que combinan el esparcimiento con el aprendizaje

Autor:

Lourdes M. Benítez Cereijo

El acto de descubrir lo que no se conoce y acercarse a lo novedoso posee la cualidad de atraer sobre sí un interés general. En ExpoCuba, a las puertas del verano, el precepto adquiere dimensiones especiales, pues plantean el reto permanente de satisfacer las expectativas de los miles de visitantes que eligen el recinto ferial como una provechosa opción recreativa.

Quienes lo han visitado saben que muchos son los atractivos de ese lugar: una veintena de pabellones expositivos, librerías, Joven Club de computación, parque de diversiones… Estas y otras sorpresas conforman el programa de verano que pondrá el recinto ferial más grande del país a disposición de la familia cubana. Al respecto, Juventud Rebelde dialoga con Pedro Abreu, director general del centro.

«Para la etapa vacacional nos anima el principio de llevar una recreación enriquecedora, que sea instructiva y aporte a la espiritualidad y cultura de nuestros visitantes.

«Eso se realizará, primeramente, mediante la propuesta fundamental que es nuestra exposición permanente. En ella se muestra el desarrollo económico y social del país, y no solo exponen los organismos de la administración central del Estado, sino también los diversos territorios. Asimismo, mantendremos las jornadas culturales de cada provincia para reunir ese talento artístico y ponerlo en contacto con el público».

El verano para ExpoCuba significa muchos preparativos. Implica concebir un programa recreativo que estimule el conocimiento. Amparados en ese principio, se introduce como novedad este año un plan de actividades de divulgación científico-popular.

«Esta propuesta incluirá charlas acerca de temas médicos, prevención de enfermedades, uso de medicamentos, ciencia y técnica y otros más. Se hará tratando de abordar las aristas que resulten más interesantes, siempre con un lenguaje sencillo para que sean amenas y bien recepcionadas. Para ello hemos invitado a profesionales y especialistas de centros de investigación, centros hospitalarios, etc.».

Ángel Isalgué, jefe del Departamento de Exposiciones, comentó a nuestro diario que para principios de julio está prevista una de estas pláticas que versará acerca de vialidad y tránsito, un tema de mucho interés social con singular significación en la etapa del verano.

«Oficialmente, la etapa veraniega quedará inaugurada el día 2 de julio con una fiesta infantil que coincidirá con la jornada de la cultura de la provincia de Cienfuegos. Por esta razón se sumarán a la celebración la Tía Rosa (Rosa Campo) y sus niños, y los Aragoncitos».

Además, se desarrollarán grandes actividades en fechas importantes. Se podrá disfrutar de la Fiesta de la magia y la fantasía, por el día de los niños; Fiesta por el 26, en saludo al día de la Rebeldía Nacional; y Fiesta por el cierre del verano.

Otras acciones, refiere Isalgué, serán la Expo-venta de Labiofam, Fiesta del títere y la Jornada Veraneando en ExpoCuba, la cual incluye actividades de animación turística, juegos de participación, rifas y concursos.

«Las opciones se pensaron desde el punto de vista del aprendizaje para el visitante. Por ejemplo, cuando se realizan juegos deportivos de participación con diversos implementos como sogas o cuerdas para saltar, a la par que el niño o joven juega, se le va explicando dónde la hicieron, cuál fue el proceso empleado para su elaboración, qué materiales se usaron y cómo se obtuvieron. De esta forma vamos dando muchos elementos que tributan al conocimiento».

Para Isalgué, los principales retos que enfrenta ExpoCuba de cara al verano se resumen en «la preocupación por satisfacer las necesidades crecientes de los miles de visitantes, lograr despertar su admiración y que se lleven un pedacito de nosotros, que es también atesorar una parte de Cuba.

«Conservar el esmero de nuestra atención es algo que hará sentir al visitante confiado y seguro. A lo largo de más de 20 años de servicios al público, este elemento ha estado presente para distinguir nuestro desempeño, porque es lo que el público se merece. Abogar por la felicidad del visitante constituye una tradición de nuestro centro, y un aspecto imprescindible para hacer de este un verano exitoso».

Otra de las propuestas interesantes que ofrece el recinto ferial y que en el verano son muy solicitadas son las ofertas para graduaciones, fiestas infantiles y de quince, bodas y cumpleaños colectivos, aseveró Enrique García, jefe del Departamento de Eventos.

«Nosotros proveemos un espacio con condiciones básicas cubiertas y servicios asequibles para la población. Inicialmente, el proyecto se pensó para los municipios más cercanos como Boyeros y Arroyo Naranjo, pero paulatinamente fue ganando en popularidad».

A decir de Pedro Abreu, «nosotros no buscamos grandes espectáculos ni grandes convocatorias, sino mantener la calidad de un trabajo sistemático y constante. Este centro está concebido para la familia cubana. Es un lugar que privilegia el esparcimiento, pero también la relajación y el conocimiento».

Tales razones avalan las alternativas que se mantienen y fortalecen este verano mediante las visitas dirigidas y el trabajo profesional del equipo de expositores.

El recinto ferial es un oasis gigante donde hay espacio para todo: conciertos, obras de teatro, danza, exposición de artes plásticas, librería con variedad de títulos, actividad lúdica, presencia de casas de cultura con especial reconocimiento a grupos de artistas aficionados y proyectos comunitarios.

—ExpoCuba ha sido siempre una válida opción recreativa y cultural para la familia cubana. ¿Considera que se puede hablar de una pérdida de protagonismo en los últimos tiempos?

—Nuestra instalación se mantiene como un centro que la familia cubana elige para su recreación a partir de las potencialidades y riquezas que ofrece, lo cual hemos tratado de conservar, mantener y desarrollar. Lógicamente, cada día nuestra capital, y el país en general, disponen de nuevas ofertas a disposición del público y nosotros tenemos que emular, y proponer nuestros servicios sin renunciar a los conceptos fundamentales que rigen esta instalación.

«Este no es un centro recreativo más; es distinto porque la recreación siempre va acompañada de un mensaje educativo y con un valor agregado. Esto no quiere decir que no haya otras instalaciones que cubran también este principio. No obstante, la particularidad de ExpoCuba es que lo hace desde una exposición permanente, un reflejo acertado y preciso de cada territorio del país y sus valores, muchas veces desconocidos. Por tanto, propicia el acercamiento a la propia identidad del país. Eso nos distingue y nos hace prevalecer.

Los caminos que conducen a ExpoCuba

Dadas las características propias del recinto ferial (dimensiones, servicios y ubicación) es siempre preocupación para el visitante el tema del aseguramiento de las condiciones necesarias.

El Director de la instalación puntualizó que se trabaja en el mantenimiento de la infraestructura y el abastecimiento con proveedores para garantizar la calidad de los servicios gastronómicos. El parque de diversiones funcionará con una alta disponibilidad técnica, pues casi todos los equipos están prestando servicios.

En cuanto al tema de la transportación, Abreu precisó que en la capital existen rutas de ómnibus como la 113 y la 88. Además, está garantizado el servicio de refuerzo que viene desde tres puntos de la ciudad: G y 27 (municipio de Plaza de la Revolución), 51 y 124 (Marianao) y la Plaza Roja (Víbora), los cuales están ya ratificados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.