Precisión de cirujanos en el tiro

Los jóvenes francotiradores de un Centro de Preparación del Ejército Central batieron de un solo disparo al supuesto agresor durante los entrenamientos en campaña, demostrando sus habilidades y técnica para aniquilar cualquier objetivo del enemigo

Autores:

Hugo García
Marta Fernández

MATANZAS.— Quizá sean seres solitarios en las contiendas bélicas, pero su efectividad nadie la discute. Los reportes de enfrentamientos como los de Iraq y otras regiones del mundo les imprimen a los francotiradores una relevancia especial, toda vez que causan grandes daños al enemigo.

Lejos de esa realidad, sin embargo, aquí los cubanos preparan a sus combatientes para cualquier situación. Así, en la espesa vegetación, los jóvenes francotiradores de un Centro de Preparación del Ejército Central, durante los entrenamientos en campaña, batieron de un solo disparo al supuesto agresor, demostrando sus habilidades y técnica para aniquilar cualquier objetivo del enemigo.

El subteniente Yenier Ortega Borroto expresó a JR que el francotirador es un combatiente altamente preparado, que domina a la perfección el arte del tiro, la táctica y la exploración.

Para el dominio de estos tres elementos, el soldado debe reunir una serie de requisitos, como son tener buenas habilidades, físicas y mentales, no fumar y conocer la vida en campaña para las diferentes situaciones que se presenten en el combate.

Yenier añade que el francotirador es preciso a la hora de realizar la puntería y esto le da la posibilidad de aniquilar al enemigo con el primer disparo.

El soldado francotirador del Servicio Militar Activo (SMA) se adiestra para prestar servicio en unidades permanentes y luego pasar a la reserva. Durante el curso recibe clases de preparación política, táctica, tiro y exploración, así como de topografía militar, sanitaria y de ingeniería.

Pupila insomne y voluntad de acero demostraron estos jóvenes durante un ejercicio que consistió en descubrir el blanco por sí mismos, evaluar su importancia y batirlo de un solo disparo.

También se comprobó que los francotiradores se caracterizan por ser dinámicos, inteligentes y audaces en el combate, y poseen magníficas condiciones físicas y sicológicas para resistir cargas pesadas, soportar los rigores del clima y realizar un fuego preciso.

Al término de las prácticas, varios de los jóvenes francotiradores hablaron sobre los secretos del terreno, como Noslén Rodríguez Pérez, del municipio de Colón, quien manifestó que recibió en el curso muy buena preparación para cumplir sus misiones «ya que el objetivo es eliminar al invasor con un solo disparo, por lo cual somos indispensables para la defensa del país».

Erlis Romero Martínez, del municipio de Martí, comentó que uno de los requisitos fundamentales para el francotirador es cumplir con las reglas del enmascaramiento y adaptarlo a la vegetación.

«Debemos estimar distancia a través de la mira óptica y batir al agresor a cualquier distancia que aparezca; además somos expertos en la observación del campo de combate y en el dominio de las técnicas para desplazarnos en cualquier terreno».

Annier Gómez Almaguer, de Ciego de Ávila, afirmó que recibió un riguroso entrenamiento en el Centro de Preparación, donde adquirió conocimientos en el terreno, sobre todo de cómo disparar, las cualidades del fusil y cómo mantenerlo en buen estado.

«También apreciamos en la práctica que no podemos esperar la respuesta del fuego en un lugar que no esté debidamente acondicionado», dijo Annier, y reiteró que ellos detestan malgastar proyectiles, ya que si no aciertan con los primeros disparos y tampoco se mueven en busca de nuevas posiciones, sus vidas penderán de un hilo.

Annier refirió que ojalá jamás tengan que usar las armas contra el enemigo, pues los cubanos somos un pueblo de paz y de solidaridad, dijo.

Los jefes del Centro consideran que el cumplimiento exitoso de la preparación es como una fragua para la formación de los noveles, como parte de su propia vida, lo cual ha servido para convertirlos en jóvenes excepcionales para defender a la patria, por lo que ni la distancia ni los chalecos antibalas protegerán al invasor de nuestros francotiradores, que los neutralizarán con la misma precisión de un cirujano.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.