Pronostican intensas lluvias en el oriente

Mantienen vigilancia hidrometeorológica en provincias de Guantánamo, Holguín y Las Tunas, con especial atención en los municipios costeros y zonas montañosas

Autores:

Juan Moreno
Héctor Carballo Hechavarría
Mayte María Jiménez

La ocurrencia de lluvias fuertes y localmente intensas es el factor al que mayor atención se ha de prestar respecto al huracán Irene, cuando se encuentre más cerca de la costa norte oriental del país, según la información del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología.

El doctor José Rubiera explicó que desde horas de la madrugada de este miércoles se irán incrementando las precipitaciones y permanecerán todo el jueves, en la medida en que Irene avance por las Bahamas orientales. En ese momento succionará el aire húmedo que se encuentra sobre la Isla y se pueden producir lluvias intensas, que pueden ser peligrosas, pues en esta zona los suelos están saturados por las precipitaciones de días anteriores.

Se advierte también sobre posibles marejadas, peligrosas para la navegación en la costa norte oriental, y la ocurrencia de inundaciones costeras, de ligeras a moderadas desde la noche del martes y la primera mitad del miércoles.

Los vientos comenzarán a incrementarse en zonas de la costa norte de Guantánamo y Holguín, desde la noche del martes hasta la tarde del miércoles, con fuerza de tormenta tropical, entre 60 y 70 kilómetros por hora, que pueden ser superiores con rachas de hasta cien kilómetros por hora.

Hasta el cierre de esta información Irene tenía vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora, con rachas superiores, lo que lo sitúa como huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson.

Sin embargo, esta es una situación fluctuante, y de acuerdo con los pronósticos, se espera que recobre la categoría 2 en horas de la madrugada del miércoles, e incluso alcance la 3, lo que lo convertiría en un sistema de gran intensidad.

Atentos a las afectaciones de Irene

Durante la tarde noche de este martes ya llovía fuertemente en el municipio guantanamero de Baracoa. Según las informaciones recibidas en la redacción central ya estaban activados los puestos de Defensa y se habían tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad a los habitantes y evitar pérdidas de recursos del Estado.

En Holguín, aun cuando el estado técnico y la situación hidrológica de los embalses se comportan con normalidad, el Consejo de Defensa Provincial orientó fortalecer la vigilancia sobre estos en los lugares de mayor riesgo de inundaciones, así como también establecer sistemática comunicación con los municipios montañosos de la vecina provincia de Guantánamo.

Según informó Yudith Rodríguez, desde el punto de dirección de Recursos Hidráulicos, el llenado de las 18 presas del territorio se encuentra a un 79,6 por ciento de la capacidad total, con unos 452 566 metros cúbicos de agua embalsada, en tanto solamente se encuentran vertiendo la de Birán, en Cueto, y la Nipe, en Mayarí.

Ante la posibilidad de fuertes rachas de viento y penetraciones del mar, en todos los municipios costeros, desde Gibara hasta Moa, fueron suspendidas las actividades náuticas, se pusieron a buen recaudo embarcaciones y recursos emplazados en los puertos, y se desconcentró al personal veraneante en instalaciones como bases de campismo y campamentos de pioneros.

A partir de las orientaciones recibidas por la Defensa Civil, los trabajadores de las escuelas y salas de televisión rurales procedieron a resguardar los medios técnicos con que cuentan, como son los paneles solares, y los agricultores aceleraron la cosecha de productos como el frijol.

Calma en el territorio tunero

LAS TUNAS.— Poca amenaza de lluvia y sol radiante matizaron durante el día de ayer el panorama de esta provincia, acogida a la fase informativa decretada por el Estado Mayor de la Defensa Civil para prever potenciales contingencias por parte del huracán Irene.

Además de las medidas que corresponden a esta fase, y a pesar de la calma que reina en la zona, los residentes en los municipios ubicados en el norte tunero se esmeran en agilizar las labores preventivas, que incluyen el aseguramiento de casas y almacenes.

En Puerto Carúpano, municipio de Puerto Padre, dos brigadas laboran a tiempo completo para descargar un barco procedente de Cienfuegos que trae en sus bodegas más de 2 200 toneladas de cemento. Está programado que esta labor se culmine hoy, antes de que lleguen las lluvias.

Según informó Luis Carlos Peña Santiesteban, vicepresidente del Consejo de Administración en ese territorio, están localizadas las áreas sembradas a punto de cosecharse, para, en caso necesario, realizar la recogida y vender los productos a la población.

La cooperativa pesquera Juanito Mora tiene seis barcos para realizar sus faenas. Dos a buen recaudo y los otros cuatro pescan, pero en las cercanías de los refugios previstos, por lo cual no corren peligro.

También existe el correspondiente control y cuidado con los más de 1 700 vacacionistas y trabajadores que se encuentran en instalaciones disfrutando del verano, acogidos a diversos planes turísticos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.