Sueño de un padre con su hijo asesinado - Cuba

Sueño de un padre con su hijo asesinado

Con frecuencia Giustino di Celmo sueña que dialoga con su hijo. Ahora soñó que Fabio le escribía esta carta al Presidente de Estados Unidos y la hizo llegar a Juventud Rebelde

 

Autor:

Juventud Rebelde

Con frecuencia Giustino di Celmo sueña que dialoga con su hijo. Ahora soñó que Fabio le escribía esta carta al Presidente de Estados Unidos y la hizo llegar al periódico.

«Señor Barack Obama: Le escribo porque me siento deudor de los Cinco Héroes cubanos que arriesgaron sus vidas en la lucha contra el terrorismo, y están sufriendo una injusta condena que dura ya 13 años, casi el tiempo que yo llevo asesinado, por delitos que no han cometido y ni siquiera existen.

«Yo, desde el lugar donde reposo para siempre, veo muy claro, Presidente, que esos cinco hombres actuaron sin poner en peligro la seguridad y la paz de Estados Unidos y de su población. Su encierro ha sido duro y absurdo, mientras los que organizaron mi muerte deambulan protegidos por Miami.

«Si usted recibió el Premio Nobel de la Paz, está impelido a hacer justicia y liberar a esos hombres inocentes, separados de sus esposas, hijos y demás familiares. De hacerlo, será para usted y para el pueblo norteamericano una señal de paz, de justicia y de amor, y se convertirá en un acontecimiento trascendental en la larga historia jurídica de Estados Unidos.

«También creo que René, quien saldrá libre el 7 de octubre, debe ir directo para Cuba y no dejarlo a merced de las malas intenciones de Luis Posada Carriles y sus verdugos.

«No se olvide tampoco, Presidente, de levantar el bloqueo de 11 administraciones estadounidenses contra el pueblo cubano, el cual sobrepasa ya el medio siglo de crueldad. Los habitantes del archipiélago que yo conocí, quieren una relación pacífica y respetuosa entre los dos países.

«Deseo que Dios ilumine su mente, su corazón y su mano, y estoy seguro de que vivirá mucho tiempo en ese mundo que yo perdí en plena juventud, hace 14 años.

«Por último, señor Obama, actúe y sea usted como el presidente Abraham Lincoln, que un día se hizo famoso como “el precursor de la buena vecindad”. El mundo entero se lo agradecerá. Confía en su valiente decisión»,

Fabio di Celmo.

 

 

 

 

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.