Hay que movilizar a la opinión pública para que regresen los Cinco

Los miembros de la Asociación Nacional de amistad Italia-Cuba coinciden en que solo la voz del pueblo podrá abrir las rejas que injustamente aprisionan a los antiterroristas cubanos en Estados Unidos

Autor:

Roberto Díaz Martorell

NUEVA GERONA, Isla de la Juventud.— «Seguiremos desarrollando  actividades en Italia y apoyando a los compañeros en los Estados Unidos para dar a conocer la verdad sobre los Cinco en ese país, con el objetivo de lograr cambiar la opinión pública a favor de la justicia», expresó en la Isla de la Juventud Sergio Marinoni, presidente de la Asociación Nacional de amistad Italia-Cuba.

Recordó que el expresidente James Carter se refirió en su última visita a Cuba a la inocencia de los antiterroristas cubanos y citó: «y si fueran culpables ya han trascurrido demasiados años y es tiempo de liberarlos», dijo, al tiempo que insistió en la importancia de extender la verdad en la población estadounidense, ya que el movimiento mundial no cuenta con recursos ni periódicos, «pero sí con grandes ganas de luchar».

Tecla María Faranda, abogada y consultante jurídica del Comité Nacional en Italia por la liberación de los Cinco, subrayó que el caso de los cubanos es un claro ejemplo de manipulación política contra Cuba, «y cuando la política entra por la puerta de la sala judicial, la justicia sale por la ventana, sin embargo —acotó— estas violaciones no son del conocimiento popular por el silencio de los medios de comunicación».

Por su parte, María Angélica Casula, vocal de MEDICUBA en Europa y miembro de esa asociación solidaria, aludió al ejemplo de Silvia Baraldini, condenada a 43 años de prisión en Estados Unidos sin probar su culpa, y la mayor parte del tiempo lo pasó en el hueco. «Hoy, con 63 años está en libertad y en varias oportunidades ha asegurado que fue la opinión pública internacional la que influyó en el indulto», compartió.

«A Baraldini la encarcelaron por apoyar la causa revolucionaria en Puerto Rico, y la mantuvieron presa hasta su extraditación a Italia», explicó.

En ese sentido Faranda comentó la contradicción que salta a la vista con el proceso judicial contra René González —hoy en libertad supervisada por otros tres años en Miami—, «ya que se dice que no puede frecuentar lugares donde están o actúan grupos terroristas y la verdad es que lo dejan en el mismo lugar donde actúan y viven los terroristas, eso lesiona a la familia y a todas las personas de bien en el mundo».

«Es inaudito —se pregunta Marinoni— cómo si el juicio contra los Cinco fue declarado ilegal por instituciones de la Organización de Naciones Unidas, ya que la defensa no tuvo acceso a toda la información de los acusados, todavía el gobierno de Estados Unidos no teme a la decisión correcta de liberarlos de inmediato; y ese organismo internacional no responde al socialismo ni a ningún otro sistema social».

Agregó que multiplicar la verdad entre la población reviste vital importancia porque muchos piensan que se trata de cinco «disidentes» presos; «eso hace nuestra labor más dura, además de la falta de recursos, porque tenemos que explicar que son Cinco cubanos presos en Estados Unidos pero que apoyan la Revolución y que están allí por defender a su pueblo de la muerte», aclaró.

La Asociación Nacional de amistad Italia-Cuba se fundó en 1961, con el apoyo del antiguo Partido Comunista de Italia. «Cuando conocimos del caso de los Cinco fue casi espontánea la decisión de sumarnos a esta humana batalla», dijo Marinoni, su presidente.

Entre las acciones de solidaridad con la causa figuran el apoyo a grupos que trabajan en EE.UU., financiamiento de una publicación en la página del periódico The New York Times y la colocación de una gigantografía sobre los Cinco en Chicago, «además realizamos en Italia un desfile con 6 000 personas, el más grande de Europa y en Milán, donde residimos, realizamos otro con 4 000», comentó.

Sergio, María Angélica y Tecla, son parte de los nueve miembros de la delegación italiana que participará del 16 al 20 de noviembre en el VII Coloquio Internacional por la liberación de los Cinco, con sede en Holguín, espacio que desde 2006 se ha convertido en plaza obligada de la solidaridad por esta causa y es también una importante plataforma para multiplicar la verdad y exigir justicia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.