Iniciará venta liberada de sal en el Mercado Paralelo

Lo autoriza la Resolución 28/12 del Ministerio de Comercio Interior, hecha pública en la Gaceta Oficial de la República, y que entra en vigor este jueves. La distribución será paulatina en el transcurso del mes de marzo, explicaron funcionarios de ese organismo

Autor:

Mayte María Jiménez

La población podrá comprar la sal de manera liberada en el Mercado Paralelo de Productos Alimenticios de todo el país, según dispone la Resolución 28/12 del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN), que entra en vigor este primero de marzo, y que fue publicada el 27 de febrero en la Gaceta Oficial de la República de Cuba.

Según explicó a JR la viceministra del MINCIN, Bárbara Acosta Machín, la venta de este producto será a granel, y las personas podrán comprar la cantidad que necesiten. El precio será de cinco pesos moneda nacional, para el kilogramo de sal fina húmeda y yodada; y de cuatro pesos para la sal gruesa centrifugada.

La funcionaria señaló que las personas podrán acceder a esta en la red de mercaditos especializados, en el caso de la sal fina húmeda y yodada; mientras que la sal gruesa centrifugada estará disponible en la red seleccionada de bodegas por cada provincia, con prioridad en las zonas rurales y de montaña.

No obstante —advirtió—, su distribución será durante el mes de marzo, y se realizará de forma equitativa, de acuerdo con la demanda y las características de consumo de cada región del país.

Para ello se prevé una comercialización, a lo largo del año 2012, de unas 8 000 toneladas de sal gruesa y 12 000 de sal fina, todas de producción nacional.

La vicetitular significó que con esta decisión no se elimina ni modifica la cuota normada que hoy se vende a la población.

La sal es esencial para mantener un buen estado de salud, pues ayuda a mantener el nivel de líquidos corporales, permite la transmisión de impulsos nerviosos, participa en la actividad muscular y posibilita la adecuada absorción de potasio.

Los médicos aconsejan el consumo diario de no más de seis gramos (una cucharita de postre rasa), cantidad suficiente para recibir sus beneficios, máxime los de la sal yodada, que contiene también este micronutriente imprescindible para el desarrollo del sistema nervioso central, que ayuda a evitar retardos en el crecimiento, el aprendizaje y la aparición del bocio.

Pero también alertan que el empleo excesivo de la sal es perjudicial para la salud y puede ocasionar retención de líquidos en el organismo, con la consiguiente sobrecarga en el funcionamiento de los riñones, por lo que se asocia con elevados niveles de tensión arterial, y como consecuencia enfermedades cardiacas, cerebrovasculares y fallos renales.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.