La voz de José Antonio Echeverría

¿Cómo se pudo grabar la alocución del Presidente de la FEU al pueblo de Cuba el 13 de marzo de 1957?

 

Autor:

Walfredo Angulo

La voz de José Antonio Echeverría se encarga, año tras año desde 1963, de revivir la historia del 13 de marzo de 1957, con su alocución convocando al pueblo de Cuba a la insurrección para poner fin a la dictadura de Fulgencio Batista.

A la misma hora de esos históricos acontecimientos, la arenga del líder estudiantil resuena en el espacio sonoro para recordar el momento en que, de forma simultánea, fue atacado el Palacio Presidencial y tomada Radio Reloj por combatientes del Directorio Revolucionario.

Radio Reloj reportando…. Radio Reloj reportando… ¡Atacado el Palacio Presidencial!, decía el urgente de la emisora, mientras cumplía con sus compromisos comerciales de anuncios, para más tarde dejar escuchar las palabras del Presidente de la FEU.

Pero Radio Reloj no grababa su programación diaria. Entonces, ¿cómo se tiene esa cinta magnetofónica? ¿Quién la grabó, cómo apareció, dónde, con qué fines se hizo…? Estas incógnitas fueron despejadas hace 35 años por la colega Josefina Ortega, con motivo de la efeméride, en las páginas de JR.

Alumnos de secundaria básica, de preuniversitario y estudiantes de la Colina a quienes consulté sobre este tema, desconocen el origen de la grabación y cómo se obtuvo.

Fue gracias a otro colega, escritor de humorismo del dedeté, Blas Rodríguez Segura (Blasito) —a quien Josefina entrevistó—, que se puede escuchar la voz de Echeverría tras la toma de Radio Reloj.

El también combatiente clandestino trabajaba en el Departamento de Divulgación del Ministerio de la Construcción y, en los primeros días de marzo de 1963, le había indicado a otro compañero, Jesús García Saavedra, que escuchara unas cintas para utilizar las mejores en el Congreso de la Unión Internacional de Arquitectos, que en unos días tendría lugar en La Habana.

A García Saavedra le había llamado la atención una grabación distorsionada en la que se podía escuchar el reporte de Radio Reloj sobre el ataque a Palacio y las que parecían ser las palabras de José Antonio.

Rodríguez Segura refirió que nunca había escuchado algo con tanta atención: «¡Pueblo de Cuba! En estos momentos acaba de ser ajusticiado revolucionariamente el dictador Fulgencio Batista. En su propia madriguera del Palacio Presidencial el pueblo de Cuba ha ido a ajustarle cuentas y somos nosotros, el Directorio Revolucionario, los que en nombre de la Revolución Cubana hemos dado el tiro de gracia a este régimen de oprobio.

«Cubanos que me escuchan: Acaba de ser eliminado…». En ese momento sale del aire la emisora.

«Pusimos una guardia en el control master de la estación —contó en una ocasión Julio García Olivera (Revista Temas No. 56)—, pero no nos acordamos de la retransmisora de Televilla. Si hubiéramos mandado cinco hombres allí se hubiera garantizado la transmisión completa».

Aunque Rodríguez Segura estaba casi seguro de la autenticidad de la cinta, la forma casual en que se había hallado ese documento histórico y la distorsión de la grabación lo hicieron dudar, por lo que se puso en contacto con miembros del Directorio Revolucionario.

Aquí tengo algo que quiero que oigan, le dijo a Faure Chomón, entonces ministro de Comunicaciones, quien lo esperó junto a otros combatientes. Se puso la cinta y uno de ellos, al ver que la voz de José Antonio se oía muy rápido y distorsionada, le puso un dedo para reducir la velocidad.

Algunos de los presentes no pudieron resistir la emoción, y todos reconocieron la voz del líder estudiantil caído en desigual enfrentamiento junto a la Universidad de La Habana.

Un esmerado trabajo de técnicos de la radio permitió que la grabación se escuche tal como se transmite cada año, pero Rodríguez Segura comentó a Josefina Ortega que la incógnita de quién la grabó no estaba despejada. Aunque dejó abierta otras posibilidades, entonces consideró que la transmisión fue hecha por una empresa publicitaria que grababa los programas para chequear si radiaban sus anuncios. Casi medio siglo después del hallazgo, ¿se podrían aportar nuevas pistas?

El histórico llamado al combate sigue emocionando a las nuevas generaciones y hace revivir las audaces acciones del 13 de marzo de 1957.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.