Evaluar al estudiante sin esquematismo

El nuevo sistema docente que rige ahora en Cuba se propone elevar el nivel de preocupación y ocupación de los estudiantes hacia el estudio y garantizar el rigor en las evaluaciones, como medidores de los objetivos que se deben cumplir en su vida escolar

Autor:

Margarita Barrios

En 2009 se puso en práctica la resolución 120 del Ministerio de Educación, la cual tiene como objetivo regular el proceso de comprobación del aprendizaje de los estudiantes.

El nuevo sistema se propone elevar el nivel de preocupación y ocupación de los estudiantes hacia el estudio y garantizar el rigor en las evaluaciones, como medidores de los objetivos que se deben cumplir en su vida escolar.

Sin embargo, la opinión de directivos educacionales del país es que, aunque se aprecian discretos avances en su puesta en práctica, persisten deficiencias, como esquematismo en el tratamiento de la concepción de la evaluación sistemática, insuficiente planificación de la misma, así como repetición de las formas de medición de los conocimientos.

También causan efectos negativos a la hora de evaluar que no siempre se integra este momento adecuadamente al proceso docente-educativo, y que a veces no se toman en cuenta los diferentes niveles de asimilación de los alumnos.

Por estas razones, los participantes en el Seminario Nacional de Preparación del curso escolar 2012-2013 dedicaron buena parte de su segunda jornada de trabajo a analizar deficiencias y virtudes, a partir de las mejores experiencias.

Preparar bien a los cuadros que deben supervisar y orientar estos procesos en los centros escolares fue el fundamento de los análisis.

Entre las principales recomendaciones para los docentes, se encuentra que los resultados de la evaluación escolar deben servir a los educadores para perfeccionar el proceso de enseñanza.

También se destacó que los instrumentos de evaluación del alumno deben comprender preguntas de diferentes niveles de exigencia.

Clave del éxito pedagógico

Otro tema abordado en el seminario fue el trabajo metodológico, a partir de la presentación de una experiencia de la provincia de Santiago de Cuba, que tiene como centro la creación de los consejos técnicos provinciales y municipales.

Esta estructura está integrada por personal docente de mucha experiencia, y tiene como objetivo la preparación científico-metodológica de las diferentes estructuras de dirección, que luego influirán directamente en la preparación del docente y la organización escolar de los centros educacionales.

En las escuelas se dedican ocho horas semanales al trabajo metodológico, dirigido fundamentalmente a preparar a los maestros para conducir el proceso de enseñanza-aprendizaje, en lo cual tienen especial peso los tutores que en las secundarias básicas, asesoran a los jóvenes profesores.

Hoy culminará el Seminario Nacional, y a partir de ahora quienes tomaron parte en el encuentro tienen la misión de multiplicar sus conocimientos en la base.

 

 

 

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.