Un curso con avances e insatisfacciones

La necesidad de continuar elevando la profesionalidad integral del maestro, como eje central del proceso docente-educativo, fue destacada en el cierre del curso escolar 2011-2012

 

Autor:

Margarita Barrios

El curso que culmina se preparó mejor; de ahí que haya mejores resultados, aunque todavía se aprecian deficiencias sobre las cuales se debe continuar trabajando, afirmó Miguel Díaz-Canel, vicepresidente del Consejo de Ministros, en la reunión resumen del curso escolar 2011-2012.

El dirigente destacó el trabajo por revitalizar la Enseñanza Técnica Profesional y elevar la pertinencia de las universidades de Ciencias Pedagógicas, y significó que retomar las escuelas pedagógicas marca el camino para formar mejor a los futuros maestros.

Refirió que al ser superiores los resultados en los exámenes de ingreso a la Universidad, esto permite que estudiantes mejor preparados asuman carreras que son claves para el país, como las agronómicas y pedagógicas.

Entre las insatisfacciones, Díaz-Canel señaló la necesidad de aplicar medidas organizativas para que el apoyo metodológico a los docentes sea más eficaz, así como atenderlos mejor, para lograr disminuir el éxodo.

Igualmente dijo que de manera puntual se realizan algunas críticas al sistema educacional por parte de la población que se deben tomar en cuenta. Por ejemplo, que no siempre son correctos los métodos para el otorgamiento de las plazas a los círculos infantiles, así como para continuar estudios en el preuniversitario o en determinados cursos de técnicos de nivel medio. «Este es un sector muy puro y transparente para que se permitan estas irregularidades», puntualizó.

Tampoco puede suceder que un cuadro que ha tenido determinado problema ético continúe realizando tareas de dirección a otro nivel. «Aquí nadie se mueve para los lados», apuntó.

Más adelante enfatizó que hay que desterrar la práctica de pedirles a los padres recursos para las escuelas, aunque sean necesarios. «Esto trae como consecuencia que, en algunos casos, se tome en consideración el aporte para el “tratamiento” posterior al alumno».

Con respecto a los resultados académicos subrayó que los profesores deben evaluar correctamente a los educandos y acabar con el  mito de recibir los trabajos individuales realizados en computadora.

«Hay que evaluar los conocimientos del estudiante. Un trabajo digno, limpio, debe tener una buena nota. Y tomar como norma el debate y presentación de los mismos en el aula.

Por último, insistió en la necesidad de preparar integralmente a los docentes y a los estudiantes, poniendo en el centro el trabajo político-ideológico.

Olga Lidia Tapia, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, puntualizó que están identificadas las deficiencias en la calidad del proceso educativo sobre las cuales es imprescindible seguir trabajando. Afirmó que el rigor en la calidad del maestro está en el centro de atención. Hay que saber organizar los procesos y cambiar mentalidades; ir a lo individual para lograr la eficiencia y cuidar de esa ética que no puede faltar en nuestros centros escolares, destacó.

Mejoran resultados

El informe del trabajo realizado en el curso escolar 2011-2012 señala que de los 46 761 estudiantes que culminaron el duodécimo grado se presentaron a los exámenes de ingreso a la Universidad 35 242 jóvenes. Los que no acudieron expresaron que no se sentían aptos para desarrollar esas pruebas y con poca probabilidad de adquirir la carrera de su preferencia.

En la primera convocatoria aprobaron las tres asignaturas —Matemática, Español e Historia de Cuba— 20 205 estudiantes, lo cual representa 15,5 puntos porcentuales por encima del curso anterior.

Luego de las dos convocatorias, aprobaron Matemática 22 264; Español 30 408 e Historia 29 867. Los resultados muestran, además, un incremento de estudiantes con notas entre 90 y cien puntos; así como que aún es elevada la cifra de suspensos por problemas ortográficos: 1 952 en Español y 764 en Historia.

Al presentar el balance del trabajo del curso escolar, Ena Elsa Velásquez, ministra de Educación, puntualizó que entre los logros estuvo que el 99,5 por ciento de los jóvenes que concluyeron el noveno grado aceptaron la continuidad de estudios que se les ofertó, lo cual manifiesta que se ha elevado el trabajo vocacional y de orientación profesional en los centros escolares.

También destacó como positivo que los estudiantes de todas las universidades de Ciencias Pedagógicas permanecen los dos o tres primeros años de la carrera dedicados solo al estudio, lo cual les permite llegar a las aulas con una formación más sólida.

Entre las deficiencias marcó que todavía la enseñanza de la Historia de Cuba y de la Historia de la Localidad no se realiza con la calidad que se requiere. Apuntó que el trabajo político-ideológico debe elevarse, para que el maestro sea ejemplo y pueda transmitir patrones éticos favorables a sus alumnos.

La Ministra puntualizó que todavía prevalecen dificultades con el uso del uniforme escolar —no tanto dentro de las escuelas sino a la salida de las mismas—, así como hay expresiones de chabacanería, fraude académico y otros comportamientos inadecuados contra los cuales hay que luchar.

Dijo que aunque hay provincias con una mayor estabilidad en la cobertura docente y se reincorporaron al sector 1 426 profesores durante el actual curso escolar, el éxodo fue de 3 714, o sea 676 más que el curso anterior.

Entre las prioridades para el próximo curso escolar la Ministra destacó la necesidad de completar el personal docente en las provincias de La Habana, Camagüey, Ciego de Ávila, Artemisa y Matanzas. Significó que aunque el ingreso a las universidades de Ciencias Pedagógicas es superior, todavía hay provincias que no cumplen con sus necesidades, al igual que en la matrícula de las escuelas pedagógicas.

También alertó sobre la ineludible preparación y orientación a los docentes, en la necesidad de liberarlos de cargas innecesarias, y de visitas por parte de los organismos superiores que no aportan lo necesario, ni se planifican adecuadamente. «El profesor se debe sentir a gusto con su labor, reconocido y entusiasmado; solo así dará una clase de calidad», destacó.

Otra tarea primordial, dijo, es lograr que todas las aulas anexas de la Enseñanza Técnica Profesional trabajen adecuadamente, pues al cierre de este curso escolar un 21 por ciento de las mismas no estaban en forma óptima.

Al término del encuentro seis cuadros destacados recibieron la Medalla José Tey, que otorga el Consejo de Estado, y fue reconocido un grupo de profesores en representación de los 224 que lograron que todos sus estudiantes aprobaran, en primera convocatoria, los exámenes de ingreso a la educación superior.

Resultaron destacadas en el curso escolar las provincias de Pinar del Río, Villa Clara y Cienfuegos, y las universidades de Ciencias Pedagógicas de Pinar del Río, Santiago de Cuba y Sancti Spíritus.

En el acto se encontraban José Ramón Fernández, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Rodolfo Alarcón, ministro de Educación Superior, y otros dirigentes del sector.

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.