Más de ocho y medio millones de cubanos y cubanas están convocados a votar este domingo

Llegó el día en que el pueblo, en calidad de elector, hará valer su derecho de elegir en las urnas al candidato de su preferencia para que lo represente en el órgano local del Poder Popular

Autor:

Agnerys Rodríguez Gavilán

Hoy es el día. Más de 29 500 colegios electorales, a todo lo largo y ancho del archipiélago, abrirán sus puertas este 21 de octubre, a partir de las siete de la mañana, para recibir en sus predios a los más de ocho y medio millones de cubanos y cubanas que, por Ley, están en capacidad legal para ejercer su derecho al sufragio activo, en las elecciones de los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular que tienen lugar este domingo.

Llegó el día en que el pueblo, en calidad de elector, hará valer su derecho de elegir en las urnas al candidato de su preferencia —hombre o mujer, adulto o joven, negro, blanco o mestizo, universitario u obrero, médico o jubilado— para que lo represente en el órgano local del Poder Popular.

En lo que resulta una de las más auténticas y transparentes muestras de democracia, a lo cubano, y sin referentes en el mundo, fue el pueblo mismo, ciudadanos y ciudadanas, electores y electoras, quienes, en singulares reuniones de vecinos, reconocidas en tiempo electoral como asambleas de nominación, postularon a los hombres y mujeres que consideraron con mérito, condiciones humanas y morales, capacidad y disposición para ser sus candidatos a delegados a las asambleas municipales del Poder Popular. Y hoy, entre los dos, o tres y hasta ocho de los candidatos que pueden aparecer en su boleta electoral, debe decidir a quién le otorgará su voto de manera secreta y directa, siendo esta otra de las características del sistema electoral cubano.

Hoy, el voto es por uno solo de los candidatos, de manera que de entre los 32 183 candidatos nominados por el pueblo, el pueblo mismo elegirá a los 14 537 delegados que integrarán las nuevas 168 asambleas municipales del Poder Popular.

Tiene para la Cuba de hoy una importancia cardinal la realización de estos comicios, en un momento en que apuesta, no solamente por la actualización de su modelo económico y la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, sino también por las profundas transformaciones que realiza como parte del fortalecimiento de la institucionalidad y el aparato estatal y el perfeccionamiento del Poder Popular.

Nadie indicó a los cubanos a quién debían proponer como candidato, ni tampoco nadie decidirá por ellos quién es el candidato de su preferencia para que los represente en la Asamblea Municipal del Poder Popular. Lo deciden los cubanos y las cubanas de manera soberana.

Para que este día de elecciones sea una jornada de pueblo, donde el pueblo participe de manera efectiva y entusiasta, todos los hombres y mujeres —venidos de ese pueblo— que fueron designados como autoridad electoral estarán pendientes no solamente de que se cumplan los principios y normas éticas que caracterizan el sistema electoral cubano, sino también que guardarán celo en el desempeño estricto de las funciones que les fueron encomendadas.

Este domingo Cuba, con larga experiencia en elecciones de los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular, espera que los más de 200 000 jóvenes que ejercerán por vez primera su derecho al voto lo hagan valer con la razón y con el corazón, con el entendimiento y la pasión que implican decidir en tan temprana edad —dieciséis años— quién será su delegado, quién será su representante.

A ellos, y a todos los cubanos de bien, la invitación para que este domingo sea un día de alegría, de convicciones, de continuidad, de victoria.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.