Guantánamo, sin perder un minuto - Cuba

Guantánamo, sin perder un minuto

La generación distribuida de electricidad ha permitido que más de 130 000 clientes residenciales y estatales cuenten con ese servicio en la más oriental provincia de Cuba, al tiempo que se mantienen otras importantes labores recuperativas

Autores:

Víctor Hugo Purón
Lilibeth Alfonso Martínez
Pablo Soroa

En Guantánamo la generación distribuida de electricidad ha asegurado la vitalidad de ese servicio e impulsado la recuperación durante la actual contingencia.

Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial, precisó durante una reunión de ese órgano que los grupos electrógenos entraron en acción en coincidencia con la llegada a Cuba del huracán Sandy, cuyos efectos provocaron la desvinculación de la provincia del Sistema Electroenergético Nacional (SEN).

Torres Iríbar subrayó que esa interrupción con el SEN constituyó un escollo inicial para comenzar la vuelta a la normalidad en la provincia, la cual quedó aislada de este por las líneas que la unen a Santiago, y las del circuito que desde Moa, Holguín, alimenta a los municipios de Baracoa y Maisí.

Por ello reconoció el esfuerzo e iniciativa de los trabajadores eléctricos en el acertado empleo de las plantas diésel y de fuel oil para energizar circuitos importantes, y reparar los dañados por caída de postes, roturas de líneas y subestaciones y otras causas que afectaron el servicio.

Esa estrategia ha permitido que más de 130 000 clientes residenciales y estatales cuenten hoy con electricidad, lo cual representa el 87 por ciento de los registrados en la provincia, y casi el total de los residentes en el municipio cabecera.

La generación distribuida, también conocida como descentralizada, in situ o dispersa, consiste básicamente en producir electricidad por medio de emplazamientos o equipos aislados que funcionan con diésel o petróleo combustible.

La Organización Básica Eléctrica Guantánamo trabaja con 54 circuitos establecidos con esos equipos electrógenos, entre los cuales figuran los de emergencia, ubicados en entidades que prestan servicios vitales.

Recogida de desechos

Los trabajadores de Servicios Comunales también se empinan en medio de tantas ramas y árboles caídos o gravitando sobre casas, postes y cables, que dejaron los fortísimos vientos del huracán Sandy, bautizado por la voz popular como El Leñador; y se ocupan de limpiar el entorno de ciudades y caseríos.

En Guantánamo se han recogido más de 45 000 metros cúbicos de basura, informó Ihosvany Fernández Fernández, director provincial de Servicios Comunales.

Para la recogida de los desechos se dispone de unos 80 camiones del propio organismo y provenientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Ministerio del Interior y entidades de la economía, con los cuales laboran trabajadores de otras áreas dentro de Comunales para agilizar la higienización.

La pretensión de los trabajadores de Servicios Comunales, anunció Fernández Fernández, es terminar la higienización de la provincia este fin de semana, para lo que se refuerza el trabajo en los municipios de Guantánamo, El Salvador y Niceto Pérez, pues ya concluyeron en Maisí y Baracoa.

El directivo también hizo un llamado a las personas a cuidar la higiene en los lugares por donde ya pasaron los camiones recogiendo árboles y escombros, y precisó que en lo adelante el pueblo deberá ajustarse a los ciclos habituales de recogida de desechos sólidos para evitar atrasos innecesarios en esas tareas.

Se trabaja intensamente en la recogida de los más de 400 árboles que se cayeron en parques, calles y avenidas, priorizando aquellos que obstruyen el paso en las vías. También, destacó el dirigente, se trabaja en acopiar los troncos que se derribaron sobre viviendas o entidades e instituciones.

En estos momentos, aseguró, no hay ninguna carretera obstruida por esa causa y se continúa trabajando con el refuerzo, ahora, de más de una veintena de motosierras destinadas por la dirección del país para la recuperación en la provincia más oriental.

Servicio farmacéutico

A pesar de los destrozos de Sandy, en estos momentos prestan servicios las 121 unidades de la Empresa provincial de farmacias y ópticas de Guantánamo, incluyendo algunas que se han tenido que trasladar a casas de vecinos o instituciones, debido a los daños que sufrieron las estructuras de las unidades.

En general se reportaron afectaciones en 14 farmacias, la mayoría por daños parciales y totales de techo. Tal es el caso de la unidad de Vilorio, que actualmente funciona en la vivienda de su administradora, así como La Deseada y Alto del Mango, las cuales se trasladaron a locales provisionales.

El doctor Moisés Moreno Rico, director de la Empresa provincial, aseguró que se ha mantenido la venta a la población en todo momento y que tampoco se ha detenido la producción de fito y apifármacos.

Destacó que es estable la producción y venta de hipoclorito de sodio para el tratamiento del agua, con alta demanda entre la población, y que se distribuyó además solución de yodo para complementar la potabilización del líquido destinado al consumo humano.

Igualmente las farmacias tienen suficiente cobertura de sales de rehidratación oral —muy importante para el tratamiento de diarreas—, así como de antibióticos, analgésicos y antipiréticos, todos fundamentales para el enfrentamiento de enfermedades respiratorias agudas y otras infecciosas.

No se detienen las clases

El sector educacional guantanamero recuperó ya 103 de los 215 centros afectados por el huracán Sandy. Y las clases se reiniciaron en las 723 escuelas del territorio el lunes, aun cuando fueran afectadas totalmente 17 primarias, en su mayoría en zonas rurales montañosas, que ahora funcionan en casas de familias —incluidas las de los maestros— y en locales administrativos, sobre todo en los municipios de El Salvador, Manuel Tames, Baracoa, Maisí y Niceto Pérez.

La indicación de hervir el agua de consumo y demás acciones que mantengan la higiene escolar, con la participación de los trabajadores y el apoyo de la familia y la comunidad, fue subrayada por Antonio Ruiz Ortiz, asesor del director provincial de Educación.

También se han recuperado nueve círculos infantiles, dos escuelas especiales, 76 primarias, nueve secundarias básicas, cuatro politécnicos y seis preuniversitarios, dijo el funcionario, quien subrayó que el concepto de recuperación se refiere a la reposición de los elementos dañados, sobre todo cubiertas, no a la continuidad del proceso docente-educativo, ya efectivo en todos los centros.

Varios maestros, trabajadores y cuadros cuyas viviendas fueron directamente afectadas por el meteoro se incorporaron sin embargo a sus escuelas, como muestra de amor, sacrificio y patriotismo, destacó Ruiz Ortiz.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.