Las fibras de una Columna

Muchas son las historias y anécdotas intensas que atesoran quienes integran la Columna Juvenil 60 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes

Autor:

Eduardo Pinto Sánchez

SANTIAGO DE CUBA.— Los muchachos de la Columna Juvenil 60 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes llegan a los lugares más insospechados de la geografía urbana de Santiago para contribuir a la salud y el mejoramiento de las condiciones higiénico-sanitarias de sus pobladores.

Treinta mujeres y 175 hombres abrigan una razón mayor que los hace estar lejos de sus trabajos, amigos y su familia. Avileños, camagüeyanos, espirituanos, villaclareños, cienfuegueros y santiagueros comparten, entre trillos, amplias avenidas, caminos intransitables o el espacio en el campamento de pioneros Granjita Siboney donde se hospedan, una labor que patentiza el papel de vanguardia de la juventud cubana.

Han aprendido a pesquisar, realizar charlas educativas, a fumigar mientras descubren lugares desconocidos hasta por los propios santiagueros.

Se distribuyen por las manzanas que atienden los policlínicos, son guiados por operarios de la campaña de control y lucha antivectorial, a veces tienen que visitar más casas de las que les planificaron pero no se quejan, ellos están claros de su misión.

Jóvenes que hacen la historia

Desde Palmira, en Camagüey, llegó Jorge Medina Vizcaíno, técnico de la Defensa Civil y entrenador de voleibol.

«Del deporte he pasado a la pesquisa de enfermedades; aprendí con la brigada de fumigación cómo se hace, por si tengo que sustituir a algún compañero. Mi familia confía en mi labor y mi novia está tranquila porque confía en la importancia de lo que hago», nos cuenta Jorge.

En la Empresa de Componentes Industriales Pedro Alcides Heredia, de Contramaestre, estaban reticentes a que Henry Núñez Mateo se fuera en estos días. En su labor como jefe de brigada del taller de maquinarias resultaba imprescindible, sobre todo por el ejemplo que da a su colectivo, en su comité de base y en sus funciones dentro del Comité Municipal de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Henry nos comentó lo difícil que resulta la separación de la familia y la novia, sin embargo, él está acostumbrado a estar lejos de casa en otras misiones que se le han encomendado.

«En el campamento nos llevamos muy bien, tenemos una emulación fraterna entre las provincias, con lo que se mide la disciplina, los resultados en el trabajo y en la vida interna del campamento. Los muchachos crean iniciativas para adornar los dormitorios y practicamos deporte».

Lo que la humildad no le dejó decir a Henry es que es uno de los brigadistas integrales de la delegación anfitriona. Al preguntarle cuál ha sido su mayor experiencia, no supo responder en un primer momento, pero luego le vino de golpe aquello que le nació del alma y no podrá olvidar: «Sin dudas hemos aprendido a ponernos en el lugar de los demás, a compartir sus problemas, angustias. De una forma u otra seremos personas más humanas y sensibles ante las dificultades de los otros cuando concluyamos este trabajo».

Tan solo 72 horas después de haber sido ascendido como funcionario del Comité Provincial de la UJC en Santiago de Cuba, Yordan Pinatel Hung tuvo que coger mochila en mano y salir a cumplir su primera misión en ese cargo, aunque no fue su primera experiencia en la recuperación tras algún huracán. Ya los campos de la Isla de la Juventud conocieron de su entrega en medio de las afectaciones que sufrió ese territorio por eventos climáticos en el 2008.

Ahora solo piensa en sus niñas María Carla y Camila, quienes cuentan en su escuela lo grande que es su papá.

Cantata por los Cinco

Entre las vivencias más hermosas de esta Columna Juvenil estuvo la noche del lunes 5 de diciembre, cuando sus 200 integrantes corearon canciones y protagonizaron una jornada de mucha significación. En una velada cultural de cerca de dos horas, los instructores de arte que forman parte de esta avanzada dedicaron sus mejores creaciones a los Cinco Héroes retenidos injustamente en los Estados Unidos.

Se unieron así estos jóvenes a la celebración del día Cinco por los Cinco. Pero lo más especial resultó la lectura de la carta que los muchachos les enviarán a Antonio, Ramón, René, Gerardo y Fernando, para contarles de su proeza por estas tierras.

En una parte de la misiva expresan: «Es cierto que Santiago ha cambiado su geografía, donde predominaban árboles tan gigantes como su gente que ha construido una gran obra con un esfuerzo que hoy es reciprocado por la actitud decidida de estos 200 jóvenes; padres de familia, trabajadores o hijos únicos que venimos a contribuir a la garantía de las condiciones higiénicas de esta ciudad heroica.

«Somos gente común, sin nada especial, que seguiremos el ejemplo del Che y de Fidel, y de los miles que han ofrendado su vida por la independencia de la Patria. La muestra de entereza y heroicidad que ustedes demuestran desde las entrañas del imperialismo nos refuerzan las ideas y convicciones para seguir adelante».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.