Pablo vive

Desde este miércoles, un busto de este soldado de la pluma y el fusil guía a los estudiantes y profesores en el empeño de hacer un mejor Periodismo

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Pablo de la Torriente Brau está junto a sus colegas del Periodismo. Ha vuelto a un lugar especial: la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Desde este miércoles, un busto de ese soldado de la pluma y el fusil —que a través de sus crónicas, reportajes, entrevistas y testimonios renovó el lenguaje del Periodismo de su época— guía a los estudiantes y profesores en el empeño de hacer una profesión más comprometida, polémica, reflexiva y dinámica, como exigen los tiempos actuales.

Minutos antes de develar el busto, Juan Nuiry, profesor de Mérito de la Universidad de La Habana, aseguró que Pablo fue un abanderado de las luchas obreras y estudiantiles y dio testimonio del protagonismo del pueblo cubano contra sus opresores.

«Pablo vive, llegó para quedarse, es presencia obligada en nuestro andar. Su pensamiento era de una sola línea y ese es el que estará por siempre entre nosotros», aseguró Frank González, decano de la Facultad, y agradeció a cuantos contribuyeron al rescate de la obra y confiaron en su regreso a este sitio singular.

La obra fue acogida con beneplácito por investigadores, estudiantes, profesores, amigos y quienes concurrieron al suceso, como Gustavo Cobreiro, rector de la Universidad de La Habana; Raúl Roa, diplomático; Miriam Rodríguez, presidenta de la cátedra que lleva su nombre, y Lisara Corona, presidenta nacional de la FEU.

Ciento once años se cumplieron este 12 de diciembre del natalicio de Pablo en Puerto Rico, y 76, el próximo 19, de su caída en combate en Majadahonda, y se le recordó como a los grandes de la historia, los que trascienden, esos que anidan en cualquier sitio y a todas horas, los inmortales. Pablo es de los que crecen y se agrandan en el tiempo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.