Crecimos a pesar de la crisis económica internacional y el bloqueo

El Producto Interno Bruto del país aumentó este año en un 3,1 por ciento. Para el 2013 se espera alcanzar un alza del 3,7, cifra cercana al promedio previsto para América Latina y el Caribe, informó el titular de Economía, Adel Yzquierdo, al intervenir en el último encuentro parlamentario del 2012

Autores:

José Alejandro Rodríguez
Margarita Barrios
Alina Perera Robbio

La economía cubana experimentó un crecimiento de su Producto Interno Bruto del 3,1 por ciento durante el año 2012, aunque alcanzó una cifra inferior a la trazada en el plan, que era del 3,4 por ciento.

Lo anterior trascendió en el informe del ministro de Economía y Planificación, Adel Yzquierdo Rodríguez, al Parlamento cubano.

Yzquierdo hizo un recorrido por los indicadores principales de la economía durante el año que termina, y al exponer el plan concebido para el año 2013, enunció que un grupo de actividades han tenido un crecimiento este año. En esa valoración, expresó, no están incluidos los daños provocados por el huracán Sandy, que azotó recientemente la región oriental del archipiélago.

Sobre la industria azucarera, el también vicepresidente del Consejo de Ministros informó que esta creció en el 2012 en más de un 16 por ciento, aunque la misma no llegó a cumplir con lo previsto.

En lo alusivo a la circulación mercantil minorista, esencial para el equilibrio financiero del país, la oferta de bienes y servicios en moneda nacional ha tenido este 2012 un sobrecumplimiento del 1,3 por ciento, y se espera cierre con un crecimiento del 9,3 por ciento en comparación con el año anterior, comportamiento significativo, al decir de Yzquierdo.

De especial sensibilidad es el tema de la venta de materiales de construcción. Por ese concepto se había logrado en el año 2011 el monto de 760 millones de pesos, cifra que este año debe llegar a 1 840 millones, aunque, como aclaró el titular del MEP, no alcanza a cumplir con el plan previsto para este año. Al respecto comentó que todavía no se logra aprovechar todas las posibilidades en aras de una mayor presencia de los productos en el mercado; e hizo alusión a deficiencias como la falta de calidad, en algunos productos.

Este año, según anunció, el país alcanzará, en términos físicos, la cifra de 228 000 toneladas de cemento para la venta a la población. Y para el año próximo están concebidos en el plan 270 000 toneladas. En cuanto a la producción de acero, se proyecta un crecimiento significativo.

En el abordaje de otros parámetros, el informe señala el incumplimiento en los niveles de venta de insumos agropecuarios, aunque se constata un crecimiento de los mismos en relación con el año 2011.

En cuanto a los indicadores globales de eficiencia, este 2012 se ha logrado un crecimiento de la productividad del trabajo del 2,1 por ciento, mientras el salario medio alcanza 465 pesos para un aumento del 2,2 por ciento.

Tal como explicó el ministro del MEP, y también recoge el dictamen de la Comisión de Asuntos Económicos, en términos del empleo el mismo ha crecido en el sector no estatal al tiempo que se reduce en el estatal, en concordancia con la política prevista (el trabajo no estatal, detalló Yzquierdo, experimentó un crecimiento del 23,7 por ciento). En cuanto al nivel de desempleo, este alcanza un 3,8 por ciento (hay más cubanos buscando opciones de trabajo este año que los contabilizados durante el 2011).

Energía, transporte e inversiones

La intensidad energética en el 2012 experimentó un favorable decrecimiento del uno por ciento. El consumo de electricidad, se incrementó en un 3,7 por ciento, «tendencia lógica» en relación con el año 2011, y cuya alza fundamental pertenece al sector residencial, dado en parte por el desempeño de las nuevas formas de gestión del trabajo por cuenta propia.

En cuanto a la transportación de pasajeros, esta decreció en un 3,8 por ciento, y se incumplió el plan debido, sobre todo, a la actividad de transportación por ómnibus. En la provincia de La Habana, el transporte público de pasajeros decreció en un 17 por ciento en el transcurso de este año, por falta de equipamiento y mantenimiento. «El año que viene —expresó Adel— debemos seguir trabajando de forma constante, y continuar chequeando para llegar a los parámetros que están presentes en el plan».

Insatisfechos con las inversiones

Una arista que motiva insatisfacción, al decir del titular, es la relativa a las inversiones. En ellas, en el presente año, se produjo un incumplimiento del plan de un 19 por ciento. Es una deficiencia provocada, entre otras razones, por la mala planificación, el insuficiente control en la ejecución de las inversiones, y la ausencia de una mirada integral en no pocos lugares del país.

Al analizar este punto, Yzquierdo hizo referencia a la demora en la puesta en vigor de los créditos necesarios: «A veces, dijo, tenemos inversiones en el plan y no estamos seguros de que el crédito pueda llegar a tiempo, y aun así se inmovilizan recursos». Otras causas han de buscarse en el déficit de la fuerza de trabajo, en proyectos faltos de la preparación necesaria, en insuficientes gestiones para la importación, y en atrasos en la firma y ejecución de los contratos.

«Este año —enfatizó el también miembro del Buró Político— es decisivo para lograr mayor ajuste en las inversiones, y para poner en el plan aquellas que realmente seamos capaces de hacer».

Para el 2013, según se informó en la sesión plenaria, se espera alcanzar un crecimiento del PIB del 3,7 por ciento, cifra cercana al promedio previsto para América Latina y el Caribe, y, a tenor con lo expresado en el Dictamen de la Comisión de Asuntos Económicos, «se mantendrá un nivel de actividad similar para los servicios sociales, en tanto que el resto de la economía debe crecer un 5,4 por ciento. Entre los crecimientos más significativos se espera un incremento del 4,5 por ciento en la agricultura, un 4,7 por ciento en la industria manufacturera, y dentro de ella una zafra superior en un 21,7 por ciento en relación con el 2012».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.