Maestro: Todo homenaje es pequeño

Un grupo de destacados profesores y cuadros del sistema educacional fueron honrados con motivo del Día del Educador. Reconocen impulso de Fidel a la educación cubana

Autor:

Margarita Barrios

Tal vez a esta misma hora estudiantes y profesores, en diversas latitudes, marchan indignados por la pérdida del derecho a una educación gratuita y de calidad, mientras los cubanos lo hacen para ratificar su compromiso de elevar cada vez más el nivel educacional del pueblo, en función del desarrollo, la paz, la justicia social y la protección del medio ambiente.

Así expresó Rodolfo Alarcón Ortiz, ministro de Educación Superior, en el acto por el Día del Educador, realizado en el Memorial José Martí de la capital.

«Estamos más convencidos que nunca del papel que le corresponde a la educación, en todos los niveles de enseñanza, en la formación integral de las nuevas generaciones, capaces de enfrentar los grandes retos del siglo XXI, destacó.

«De manera creciente aumenta la fuerza y el poder del conocimiento y de la información en la sociedad actual, pero es su utilización con un enfoque humanista de dicho caudal lo que permitirá transitar hacia el desarrollo humano sostenible.

«Tenemos que ser capaces de formar el patrimonio humano con los conocimientos, habilidades y valores que nos garanticen la continuidad de la construcción de la sociedad socialista», precisó Alarcón.

En un día como hoy, destacó Alarcón, es obligado hacer referencia al empuje y al apoyo a la esfera educacional en Cuba brindados por el máximo líder de la Revolución, nuestro invencible Comandante en Jefe. En todos estos años de educación revolucionaria ha sido el mayor impulsor de la universalización de la enseñanza, de la investigación científica universitaria, del vínculo de la teoría con la práctica y de la escuela con la vida, del papel del estudiantado en la lucha por un mundo mejor, y del reconocimiento social hacia la labor de los educadores.

En el acto fueron entregadas 13 órdenes Frank País de primer grado y 17 de segundo grado, así como 19 medallas José Tey, todas conferidas por el Consejo de Estado a destacados educadores, con largos años de experiencia en la profesión, así como a cuadros destacados del sector.

Ena Elsa Velázquez Cobiella y Rodolfo Alarcón Ortiz, ministros de Educación y Educación Superior, respectivamente, fueron merecedores del Premio Nacional La Estrella Martiana, que otorga el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte (SNTECD).

Momento de especial significado fue la entrega a la Doctora María Dolores Ortiz, Heroína Nacional del Trabajo, del Sello 50 Aniversario del SNTECD.

En nombre de los laureados, Odalis Falcón Gómez expresó que la labor del maestro no será reconocida si no logran que sus alumnos quieran ser como ellos.

En el acto se encontraban presentes, además, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, vicepresidente del Consejo de Ministros; Roberto Montesinos, jefe del Departamento de Educación y Deportes del Comité Central del Partido; Ismael Grullet Pérez, secretario general del SNTECD; así como otros dirigentes del sector.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.