El hombre que encontró una América y devolvió otra

La partida física del mandatario bolivariano ha dejado un vacío inmenso en los cubanos y los latinoamericanos, quienes lo honraron en el Memorial José Martí de La Habana

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

Con la bandera cubana en sus manos Eumelia Rivero salió temprano desde Bahía, en la zona este de La Habana. Esta señora de 69 años siempre ha sentido admiración por figuras como Ernesto Guevara y Salvador Allende. Ella ha encontrado la conexión política con un grupo de líderes de izquierdas en Latinoamérica que han ayudado a construir un continente diferente, viable para aquellos en los que nadie piensa, para los que menos llevan en el bolsillo.

El rostro de Eumelia dibujó este jueves la tristeza que en muchas zonas del mundo llevan muchas personas por estos días. Ante la pregunta de por qué atravesar la capital para acudir al Memorial José Martí, solo atisbó a decir: «Nunca he faltado a nada. Siempre estaré. Estoy aquí, hasta el último aliento. Chávez para mí era un hombre cabal, era lo máximo para lograr la unión latinoamericana. Entonces, ¿cómo no voy a venir? Tenía que hacerlo».

Compartir la impotencia que deja una partida física es un sentimiento que también habitó en la piel de los cubanos. Una solidaridad inmensa con Venezuela se esparció por la larga fila que bordeó la Plaza de la Revolución José Martí de La Habana. A ese sitio acudieron personas de las más diversas profesiones, colores y creencias. Hugo Chávez representa para ellos un símbolo que va más allá de esa amistad que le profesamos, para considerarlo un hijo legítimo de esta tierra.

Las preguntas que pudiéramos hacer los periodistas a la gente tienen una obvia respuesta: «Chávez es parte de Cuba. Todos somos Chávez».

Solo los dejamos con las voces de algunos cubanos.

«Vine a este emblemático Memorial hecho a nuestro Apóstol, para decir un último adiós a Hugo Chávez, aunque siento que él no se va ir nunca de Venezuela, de América Latina y de Cuba, porque está en el corazón de nuestro pueblo, se queda para siempre entre nosotros». (Digna Guerra, directora del Coro Nacional de Cuba)

«Chávez fue, ante todo, continuador del pensamiento de Bolívar, de Martí y de Fidel. Él encontró una América y devolvió otra. Dio mucha fuerza a movimientos de izquierdas en Bolivia y Ecuador. Dejó una huella en toda América Latina que es indefinible en todo el tiempo.

«Venezuela se va a reponer de este golpe. El mejor modo de rendirle homenaje es ver de qué modo nuestra América puede seguir transformándose, porque nunca está todo hecho». (Rafael Hernández, joven investigador del Instituto de Ciencias de Materiales de la Universidad de La Habana y líder sindical)

«La noticia de la muerte Chávez es de las peores cosas que nos podía pasar a los revolucionarios del mundo». (Abel Acosta, viceministro de Cultura)

«La muerte de Chávez sobrecogió a todos, particularmente a los colombianos, quienes estamos hermanados a los venezolanos en la historia y en la geografía. Tenemos una profunda gratitud con el presidente bolivariano por toda su labor en defensa de todas las regiones de América y el Caribe. Chávez tuvo un decidido compromiso con la paz en Colombia. Como el presidente Santos dijo ayer, el mejor tributo que le podemos rendir al mandatario venezolano es que finalmente se firme la paz aquí en La Habana. (Gustavo Bell Lemus, embajador de Colombia en Cuba)

«Tuve la oportunidad de conocer a Hugo Chávez cuando yo estudiaba en la Universidad de La Habana. Fue en el Aula Magna. Le di la mano y resultó una experiencia muy grata. En aquel momento él no representaba para el mundo lo que es hoy, pero realmente fue muy interesante estar cerca de ese líder, y también del Comandante en Jefe Fidel Castro.

«Si me preguntan qué significa Chávez, pues es un modelo para toda Latinoamérica, fundamentalmente para los jóvenes. Es ejemplo de lucha, consagración y de espíritu de lucha.

«Sabes, le gustaba mucho el béisbol. De hecho, jugó aquí, en Cuba, con las estrellas, hace algunos años ya y  participó Fidel. El mandatario bolivariano fue un promotor del deporte en su país, logrando alcanzar medallas en las Olimpiadas de Londres 2012, algo que no se lograba en Venezuela desde hacía un buen tiempo». (Rodny Montes de Oca, director del Laboratorio Antidoping de La Habana)

«Somos tan revolucionarios como todas las personas de América Latina. Estamos consternados con el fallecimiento de nuestro Chávez, amigo, Comandante y Presidente. Soy ciega y esta es mi manera de patentizar mi tristeza y dolor, mi firmeza de continuar la segunda independencia que él logró, inspirada en aquella de Simón Bolívar. Como latinos tenemos la responsabilidad, la obligación moral de mantener y continuar esta obra y apoyar a nuestro pueblo venezolano». (Bárbara Ríos, una cubana)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.