Tributo a un grande de América - Cuba

Tributo a un grande de América

Reunidos en el Mausoleo a los Mártires de Artemisa, el sitio sagrado donde descansan los restos de los asaltantes al Moncada, miles de hijos de este pueblo evocaron este 7 de marzo al hombre que encendió la llama de la esperanza en Venezuela

Autor:

Adianez Fernández Izquierdo

ARTEMISA.— El dolor unió este cinco de marzo a cubanos y venezolanos, a latinoamericanos todos. Hugo Rafael Chávez Frías murió, pero dejó tras de sí un legado de justicia y de unidad latinoamericana. Por eso, por la justeza de su lucha, por los ideales de paz y de equidad, por estar siempre del lado de los pobres, los artemiseños le rindieron tributo.

Reunidos en el Mausoleo a los Mártires de Artemisa, el sitio sagrado donde descansan los restos de los asaltantes al Moncada, miles de hijos de este pueblo evocaron este 7 de marzo al hombre que encendió la llama de la esperanza en Venezuela y en el mundo, al que luchó por dar mejor vida a los pobres de su tierra y a los del resto del mundo.

Así lo recuerda la joven Yenisey Cruz Carreño, quien tuvo la oportunidad en 2005 de intercambiar con el presidente venezolano, durante el XVI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. «Antes de salir de Cuba nos despidió Fidel y después, al conversar con Chávez, muchos tuvimos la impresión de tener enfrente a nuestro Comandante, porque Chávez y Fidel defendían los mismos proyectos y compartían los mismos ideales».

Justa Sauchay González vivió de cerca la realidad en Venezuela, pues desde el 2008 hasta el 2010 participó como colaboradora de la Misión Barrio Adentro Deportivo. «Chávez llevó a los más desposeídos el deporte, la educación, la salud, siempre al lado del pueblo, al lado de los humildes, luchando por dar a todos una vida digna».

Los universitarios también llegaron a darle un adiós. Eddy Caraballo Valiente, presidente provincial de la FEU y estudiante de la Facultad de Ciencias Médicas, compartió el impacto que causó la noticia entre sus compañeros. «Para cubanos y latinoamericanos el dolor fue profundo, pero debemos crecernos ante su pérdida física y tomar su ejemplo como un arma poderosa de lucha por las causas justas. Chávez murió físicamente, pero pasó a ser inmortal».

Durante toda la mañana también ofrendaron flores al Comandante Hugo Chávez los estudiantes de la FEEM, con Jonathan Hernández Escobar, presidente de esta organización a nivel provincial, en la vanguardia. «Las ideas de este grande de Latinoamérica y el mundo no pueden morir, al menos no lo harán mientras haya un cubano digno en esta tierra».

Amas de casa, estudiantes, trabajadores, llegaron incluso desde otros municipios para ofrecer a Chávez una flor, un recuerdo, un último adiós, y el compromiso ineludible de perpetuar sus ideas, porque como dijera Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia, Chávez fue uno de los revolucionarios que supo interpretar más cabalmente el pensamiento de Bolívar, de Martí y de Fidel.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.