Biografía del científico y explorador cubano Antonio Núñez Jiménez (1923-1998)

Autor:

Julieta García Ríos

Nacido el 20 de abril de 1923, en Alquízar, desde temprana edad demostró su vocación por la Espeleología. A los 16 años, comenzaron sus exploraciones en la Loma de Candela, en Güines, Provincia de La Habana. En 1940, fundó la Sociedad Espeleológica de Cuba, desde la cual organizó numerosas expediciones por todo el país, las que conllevaron a importantísimos resultados científicos en la Geografía, Arqueología y Espeleología, entre los que se hallan el descubrimiento de la mayor cueva del país, la Gran Caverna de Santo Tomás, en la Sierra de los Órganos, y el estudio detallado de los restos arqueológicos de la Cultura de Seboruco, que datan de más de 6 000 años.

En la interminable lista de títulos que obtuvo a lo largo de su vida profesional y académica está el de Doctor en Filosofía y Letras de la Universidad de La Habana, en 1951. A partir de ese momento, se estableció como profesor de Geografía en el Instituto de El Vedado y, más tarde, en la Universidad Central de Las Villas. En 1981, obtuvo el grado de Doctor en Ciencias Geográficas de la República de Cuba.

La Sociedad Espeleológica de Cuba y la Sociedad Cubana de Geografía le otorgaron la condición de «Cuarto Descubridor de Cuba», en 1995.

Por su actividad revolucionaria, es detenido en varias ocasiones e incluso torturado. Después del Asalto al Cuartel Moncada participa en la distribución junto a su esposa Lupe Velis, y otros compañeros de La Historia me Absolverá, alegato de defensa de Fidel Castro en el juicio seguido por los hechos del 26 de Julio de 1953.

Desde 1958, es nombrado Capitán del Ejército Rebelde de la Columna 8, Ciro Redondo, y participa en la liberación de los pueblos de Fomento, Cabaiguán, Placetas, Remedios, Caibarién, así como de la ciudad de Santa Clara, bajo las órdenes del Comandante Ernesto Che Guevara.

Al triunfar la Revolución, es nombrado Capitán Ayudante del Che en la Fortaleza Militar de San Carlos de la Cabaña. Por orden del Comandante Fidel Castro Ruz, participa en la creación de la primera Milicia Campesina de Cuba, organizada especialmente para la captura de la banda contrarrevolucionaria que operaba en la Sierra de los Órganos. Además, entre 1960 y 1961, se le asigna la dirección de la Escuela de Artillería Camilo Cienfuegos, donde se formaron 10 000 milicianos en las armas antitanques y antiaéreas; fue también fundador del Partido Comunista de Cuba.

Entre las múltiples responsabilidades que asumió después del Triunfo Revolucionario, vale mencionar la de Presidente del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Presidente del Banco Nacional de Cuba, en 1960; Director Técnico de la Escuela para Instructores de Arte, en 1961; y Presidente-Fundador de la Academia de Ciencias de Cuba, desde 1962 hasta 1972.

Se desempeñó como Viceministro de Cultura de 1978 a 1989. Además, ejerció como Presidente de la Comisión Nacional de Monumentos, desde1978 hasta su deceso.

A lo largo de su vida, impartió numerosas conferencias en diversas universidades de Inglaterra, Francia, antigua Unión Soviética, Alemania, Perú, Ecuador, Santo Domingo y otras. Asimismo, obtiene importantes títulos y grados científicos internacionales: Doctor en Ciencias Geográficas de la Universidad Lomonosov de Moscú; Doctor Honoris Causa de la Universidad Central de Ecuador; y Profesor Honorario de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana. Fue miembro de la Academia de Ciencias de Checoslovaquia y la Sociedad Venezolana de Espeleología. Además, Miembro de Honor de The National Speleological Society y miembro de The National Geographic Society.

Antonio Núñez Jiménez se destacó igualmente en el campo de las relaciones internacionales. Fue Embajador de Cuba en Perú, 1972-1977; fundador de la Comisión Nacional Cubana de la UNESCO, en 1978, y presidente de numerosas delegaciones gubernamentales, artísticas, científicas y comerciales, que representaron a Cuba en reuniones, foros, giras, eventos y negociaciones en el ámbito internacional.

Una vez avanzadas sus exploraciones a lo largo de la Isla, decidió explorar el mundo. Entre las investigaciones geográficas, espeleológicas y arqueológicas más notables, pueden mencionarse las expediciones al Polo Norte (1972) y la Antártida (1982), así como las exploraciones en la Cordillera de Los Andes, desde Perú hasta Venezuela (1972-­1977). Llevó a cabo investigaciones geográficas y arqueológicas en China, Islas Galápagos, Isla de Pascua y otros sitios del mundo. Organizó y dirigió la expedición En Canoa del Amazonas al Caribe y En Canoa por el Mar de las Antillas (1987-1988), en la que recorrió más de 17 400 km y 20 países de las cuencas de los ríos Amazonas, Orinoco y el Mar de las Antillas. Dirigió investigaciones en el campo del Arte Rupestre en Cuba, América del Sur, México, Italia, Isla de Pascua, entre otras. Realizó estudios espeleológicos, carsológicos e históricos en varios países.

En 1994, cuando contaba 71 años, crea la Fundación de la Naturaleza y el Hombre. Institución cultural y científica de carácter civil, no gubernamental, sin ánimos de lucro, dedicada a la investigación y promoción de programas y proyectos para la protección del Medio Ambiente en su relación con la cultura y la sociedad. La Fundación que hoy lleva su nombre, bajo el lema Hacia una Cultura de la Naturaleza, trabaja en pos de la armonía entre la sociedad y su entorno, a través de la difusión de la obra y el pensamiento de su fundador y la activación de procesos participativos e investigación geohistórica, ambiental, cultural y social. Además, trabaja en el diseño, gestión y ejecución de proyectos de conservación, recuperación ambiental y aquellos que eleven la calidad de vida de los grupos sociales, brindando asesorías y capacitación sobre temas ambientales a productores, y otros públicos interesados.

En el momento de su deceso, el 13 de septiembre de 1998, su profusa obra escrita se extendía a más de 190 libros, más de 1 000 artículos, así como numerosos prólogos y conferencias. Entre sus obras más conocidas se encuentra Geografía de Cuba, publicada en 1954, recogida y quemada en su primera edición por los agentes de la tiranía de Fulgencio Batista, debido a que además de la detallada descripción física que ofrecía de nuestro país, exponía las miserias del paisaje cubano y sus causas. Muy conocidas son la historia documentada de la Sociedad Espeleológica en su libro Veinte años explorando a Cuba, publicado en 1961, y la colección Cuba: la Naturaleza y el Hombre, en 50 tomos, que ha comenzado a publicarse a partir de 1982, y que entre sus títulos se hallan los cuatro tomos En marcha con Fidel, publicados entre 1959 y 1962, en los que se relata el andar heroico de todo un pueblo junto a su Comandante en Jefe.

Fuente: Fundación Antonio Núñez Jiménez

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.