La hora del trámite - Cuba

La hora del trámite

El desconocimiento de las facilidades creadas para los trámites relacionados con el carné de identidad y el pasaporte provoca colas y molestias. Cuba avanza paulatinamente hacia la integración de estos y otros servicios y un nuevo documento de identificación

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

Sonia del Pozo cumplió con su jornada laboral, y poco menos de media hora después de las seis de la tarde me mostraba, aliviada, su carné de identidad actualizado.

«Pensé venir en la mañana para hacer la gestión del cambio de carné por el deterioro que tenía el anterior, pero no podía faltar al trabajo. Por suerte, estas oficinas permanecen abiertas algunos días hasta las siete de la noche, y quienes trabajan como yo podemos hacer las dos cosas el mismo día».

Para Sonia fue un alivio llegar a la oficina de su municipio y encontrar que solo dos personas más esperaban en el salón. El proceso de reposición del carné duró menos de media hora y el del pasaporte se fue haciendo al mismo tiempo, comentó.

«Había averiguado lo que tenía que traer para hacer ambos trámites, y la verdad es que es mejor que se haga todo en el mismo lugar. Así es más rápido y la población pasa menos trabajo».

Sonia tiene ya su nuevo carné de identidad y en próximos días recibirá una llamada telefónica mediante la cual le avisarán que puede recoger su pasaporte. «Son trámites en los que antes uno se demoraba días y ahora, por lo que veo, todo está más organizado y es más ágil».

Como le sucedió a esta habanera, a otros en el país puede asombrarles la prontitud con la que pueden realizarse hoy trámites relacionados con el documento de identidad y con la emisión y actualización del pasaporte. Algunos desconocen todavía que ello se debe al interés de la Dirección de Identificación y Registro, perteneciente al Ministerio del Interior, de reducir y facilitar los trámites de la población.

Al detalle

Existen en el país 275 oficinas de trámites de la Dirección de Identificación y Registro, a las cuales acudieron el pasado año 2 536 772 personas, de las que más de 1 740 000 lo hicieron por gestiones asociadas al carné de identidad.

Desde enero y hasta abril del presente año —refiere el coronel Mario Méndez Mayedo, segundo jefe de la Dirección de Identificación y Registro—, han llegado a las oficinas        746 184 personas, la mayoría para realizar trámites del documento de identidad, pero en 195 de estas oficinas también han podido realizar la solicitud y actualización de pasaportes desde el pasado 14 de enero.

«Fue un interés de nuestra Dirección y la de Inmigración y Extranjería unir la prestación de ambos servicios, por lo que tanto en unidades nuestras como en las suyas las personas pueden realizar ambos tipos de trámite, en dependencia de cuál le quede más cerca del lugar en el que resida o trabaje.

«Para ofrecer los servicios en corto tiempo, ha sido esencial la implantación de un sistema modernizado que permite que el flujo de trabajo sea rápido, aunque nos haga más dependientes de la tecnología».

Desconcentrar los horarios de atención a la población fue uno de nuestros objetivos para brindar un servicio con mayores comodidades —agregó—, teniendo en cuenta que muchas personas laboran durante el día y debían ausentarse de su centro de trabajo para realizar gestiones.

«No obstante, más del 60 por ciento de la población acude a nuestras unidades en el horario comprendido entre las ocho de la mañana y las 12 del día, y muchas confiesan que desde la madrugada están haciendo la cola.

«Solo el dos por ciento efectúa los trámites en la tarde, incluso lunes y miércoles, días en que las oficinas prestan sus servicios hasta las siete de la noche. Piensan algunos que solo en las mañanas recibirán un servicio de calidad y ello atenta contra la agilidad del trámite en ese momento del día por la confluencia de muchas personas; y en cambio, en el resto del día, cuando se prestan los mismos servicios, las unidades están vacías», explicó Méndez Mayedo.

En no pocas ocasiones las personas se quejan porque deben realizar una sola cola en las unidades, aunque se quiera hacer la solicitud de un pasaporte o el cambio del      documento de identidad, por ejemplo, y es que el flujo de trabajo responde a una lógica establecida, explica la teniente coronel Magnolia Soto, jefa del Departamento de Carné de Identidad y Registro de Población de la Dirección de Identificación y Registro.

«El proceso de desarrollo de los trámites, elaborado de conjunto con la Facultad de Ingeniería Industrial de la Cujae, es el mismo para todo el que se dirige a nuestras unidades.

«Las personas deben pasar por la recepción, donde se les informa, en caso necesario, acerca de los documentos que deben presentar, y si ya los tienen, se les da entrada al sistema. Luego, todos debemos pasar por el área de Biometría, en la que se nos toman las impresiones dactilares, la foto y en el caso del pasaporte, la firma.

«Después las personas transitan por Tramitación, para autenticar los datos una vez más, y al final la confección del documento de identidad se realiza en pocos minutos. Si se trata de un pasaporte, para el que no deben llevarse fotos como se hacía anteriormente, pues se imprime aquella que nos fue tomada en la unidad, su solicitud llega al Centro de Personalización de Documentos de Identidad y Viaje de la Dirección de Identificación y Registro y luego, a través de una llamada telefónica, se nos informa cuándo debemos recogerlo», detalla la especialista.

En este Centro de Personalización —aclara el mayor Alejandro Diéguez Montesino, especialista de la Dirección— se procede a la confección del pasaporte, a partir de las solicitudes que se realizan desde cada oficina de trámite del país, las cuales han superado las 46 000 desde el 14 de enero.

«El pasaporte presenta una hoja portadora, con un PDF que incluye los datos de la persona, las minucias de sus impresiones dactilares, una zona de lectura mecánica y esta es protegida por la fermina, una especie de hoja protectora, que es retirada durante el proceso de laminado.

«Cada uno de los pasaportes pasa luego por el Departamento de Control de la Calidad y culmina el proceso con el embalaje y su posterior distribución en los territorios por la empresa Trasval, en un período máximo de 15 días y en menos tiempo en el caso de las unidades que se encuentran en la capital».

Este proceso se distingue por su seguridad, tal como sucederá con el nuevo carné de identidad que se emitirá a partir del segundo semestre del año, agrega el coronel Méndez Mayedo.

«Hasta el momento, los documentos de identidad emitidos en nuestro país han sido de confección manual, y para ganar en seguridad e impedir cualquier posible falsificación, un nuevo diseño ha sido aprobado y se extenderá en la medida en que lo permitan las condiciones organizativas y técnicas», especificó.

El nuevo formato será similar al de una tarjeta de banda magnética, describe el teniente coronel Julio Torres, especialista de la Dirección de Identificación y Registro. «Este documento de identidad, soportado en material sintético, responde a los estándares internacionales e incluirá por primera vez elementos que permiten la lectura mecánica de los datos como, por ejemplo, códigos de barras.

«Será un carné mucho más seguro y en el que se incluirán, en la medida de lo posible, otros valores biométricos además de las impresiones dactilares. Su confección se realizará en este Centro de Personalización, y durante este período la persona portará un documento de identidad provisional».

No hay por qué alarmarse en lo concerniente a este nuevo proceso —añadió Méndez Mayedo—, pues sabemos que durante un tiempo, mientras se tomen las medidas pertinentes, coexistirán distintos tipos de documento de identidad, tal como sucede actualmente, cuando algunos aún poseen el conocido «librito».

La identificación y registro de la población es uno de los servicios de mayor envergadura del Ministerio del Interior que incluye, a su vez, el contacto directo con las personas y, por ello, deben primar la calidad y rapidez de los servicios brindados.

En las oficinas de Artemisa y Mayabeque pueden realizarse además otros trámites, como aquellos relacionados con la licencia de conducción, pues responde a la integración de los servicios, otro de nuestros objetivos, acota el coronel Méndez Mayedo. El experimento en estas provincias ha dado buenos resultados y será puesto en práctica en otras, donde el volumen de personas así lo permita.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.