Los problemas no pueden debatirse cada cinco años

Asamblea VIII Congreso de la FEU en la Facultad de Ciencias Médicas de Artemisa

Autor:

Adianez Fernández Izquierdo

ARTEMISA.— Crear equipos de estudiantes que actúen ante cualquier cuadro epidemiológico en el territorio, y perfeccionar el trabajo de la brigada e incrementar los proyectos de interacción comunitaria para que la Universidad gane reconocimiento y protagonismo en los espacios en que está enclavada, fueron algunos de los acuerdos tomados durante la asamblea VIII Congreso de la FEU en la Facultad de Ciencias Médicas de esta provincia.

Yoanner González, estudiante de quinto año de Medicina, instó a los presentes a incorporar la creación a su trabajo, para lograr el funcionamiento que quieren los estudiantes de su organización. «Hay que convertir cada espacio en un congreso y no esperar a debatir los problemas cada cinco años o más».

La delegada Claudia Hernández Figueroa, de primer año de Medicina, llamó a convertir la brigada en el centro de la comunidad en que está enclavada. «Los estudiantes tienen que estar al tanto del cuadro epidemiológico del lugar y trabajar por cambiarlo».

Al respecto los delegados pusieron ejemplos de cómo irradiar en la comunidad. José Carlos Medina, estudiante de tercer año de Medicina en Guanajay, explicó cómo los muchachos de su brigada se unieron para evitar en los barrios cualquier brote de cólera.

Los presentes insistieron en promover el uso del método clínico y abogaron por recibir en todas las sedes municipales la revista Alma Máter, el periódico Granma y la enciclopedia EcuRed, como vías para incrementar la preparación de los estudiantes.

Ileana Morales, directora de Ciencia y Técnica del Ministerio de Salud Pública, explicó a los muchachos la necesidad de agregar a ese método clínico un pensamiento epidemiológico, social y ambientalista, que debe distinguir a los médicos cubanos, cuyo prestigio es reconocido en el mundo entero.

Desde su posición de estudiante extranjera, Francia Alvarado, de tercer año de Medicina, expresó el compromiso de los jóvenes de otras nacionalidades de compartir con los cubanos sus experiencias de vida. «Quienes vivimos en el capitalismo sabemos apreciar la Revolución Cubana como un símbolo, porque tenemos amargas experiencias de la vida en nuestros países».

Mareilis Pérez Quesada, miembro de la Comisión Organizadora del VIII Congreso, dijo que la magna cita no podrá ser el fin, sino el comienzo de un nuevo período, una etapa de renovación que responda a todos los planteamientos de las asambleas previas y a los que se deriven del Congreso.

En presencia de las principales autoridades del Partido, de la Unión de Jóvenes Comunistas y de Salud Pública en el territorio, y de Leira Sánchez, miembro del Buró Nacional de la UJC, los delegados eligieron a Yoanner González como su representante directo al Congreso.

En la cita fueron presentados los otros tres delegados de Ciencias Médicas, junto a otros cuatro de la Universidad de Artemisa que tendrán el privilegio de llevar los criterios de los universitarios artemiseños a la cita de junio próximo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.