Que nadie ni nada esté en riesgo

El Jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil recorrió este miércoles la provincia de Pinar del Río

Autores:

Mayra García
Adianez Fernández Izquierdo

PINAR DEL RÍO.— «Hay que tomar todas las medidas necesarias, lo más urgente posible, ante una situación que se puede agravar. Es preciso ir con luz previsora para que nada nos sorprenda», alertó el general de división Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, durante su visita a la provincia pinareña, que desde este miércoles se encuentra en estado de Alarma por intensas lluvias.

«Es vital extremar las medidas para preservar las vidas humanas. Esto no es como los huracanes, en los cuales Pinar del Río tiene mucha experiencia, que hay lluvia y viento pero pasa relativamente rápido. El hecho actual requiere de mayor vigilancia, pues los suelos están saturados, las precipitaciones continúan y los riesgos pueden ser mayores», agregó Pardo Guerra.

El General de División instó a mantener la disciplina ciudadana: «En muchas ocasiones las pérdidas ocurren por negligencias. La vigilancia debe ser permanente», enfatizó.

Extremar medidas

El general de división Lucio Morales Abad, jefe del Ejército Occidental, durante su estancia en el territorio vueltabajero aseguró la disponibilidad de medios de transporte, rescate y salvamento en función de las necesidades de esta provincia.

Hasta las 6:00 p.m. de este miércoles se mantenían incomunicadas más de 20 zonas del territorio por el desbordamiento de ríos y canales, fundamentalmente de la porción más occidental de la provincia, como Guane, Mantua y algunos asentamientos de San Luis.

Hasta horas de la noche de ayer más de 2 200 personas estaban protegidas en casas de familiares y amigos o evacuadas, fundamentalmente en los municipios mencionados. Según expresaron las autoridades pinareñas la cifra de personas protegidas pudiera aumentar, en dependencia de la prolongación de las actuales condiciones climatológicas.

Igualmente se procedió a evacuar a los vacacionistas en los campismos La Cueva de los Portales y Dos Hermanas, además de reubicar algunos turistas.

Gladys Martínez Verdecia, presidenta del Consejo de Defensa Provincial, instó a aumentar la alerta ciudadana para aquellos que residan en facilidades temporales

—más de 15 000 personas— o quienes posean casas con desperfectos constructivos. «No nos podemos confiar, debemos estar alertas también en este sentido», subrayó.

Exhortó a que las personas protegidas y evacuadas se mantengan en espacios seguros y eviten la movilidad. «Que no se confíen, porque aparentemente encuentran el tiempo bueno e intentan regresar a sus casas. Es necesario esperar».

Vigilancia sobre las presas

José Armando Noa González, delegado provincial del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos en Pinar del Río, alertó sobre la cifra de acumulado de lluvias, que hasta el 5 de junio había alcanzado el 150 por ciento de la media histórica para el mes.

El directivo recalcó que tan solo desde el 29 de mayo, fecha de inicio del actual temporal de precipitaciones, hasta el 5 de junio, la media provincial alcanzó 364 milímetros; los municipios con mayor incidencia son Guane, Sandino y San Juan.

Hasta la noche de ayer se encontraban a un 76 por ciento de llenado las 24 presas existentes en la provincia; de estas 11 vertían sin ningún peligro.

«Las condiciones constructivas de nuestros embalses son favorables, pero se mantendrá la vigilancia sobre su comportamiento en las próximas horas», aseveró Noa González.

También se mantiene la alerta sobre las 56 micropresas del territorio; de estas 28 poseen su máxima capacidad, por lo cual se evacuó parte del personal residente en los alrededores.

Potenciar los servicios

Brigadas médicas laboran desde el martes en las zonas afectadas de Guane, Mantua y algunas comunidades incomunicadas de San Luis. Asimismo se reforzó el servicio quirúrgico del hospital de Sandino para responder ante cualquier eventualidad durante los próximos días.

Según Jorge López, vicedirector de Salud en la provincia, el aseguramiento de medicamentos y transporte por ambulancia está previsto para estos territorios.

Por diferentes mecanismos se garantiza la cobertura alimentaria en los emplazamientos con mayores afectaciones, así como la distribución de pan. Asimismo el Grupo Empresarial de Comercio y Gastronomía articula opciones como la venta de raciones de comida.

Ángel López, director de Educación en este territorio, comunicó que los centros educacionales continuarán abiertos para brindar servicios a aquellos padres que trabajan, aunque se suspenderán las clases y se postergarán los exámenes previstos para la fecha. Las instituciones internas funcionan de manera normal, y solo se interrumpió completamente la docencia en algunas escuelas en las zonas con mayor incidencia de las lluvias.

Consecuencias preliminares

Aunque todavía no se pueden realizar cálculos sobre posibles consecuencias, hasta el momento no se reportan pérdidas de vidas humanas ni cuantiosos perjuicios materiales.

Hasta las 6:00 p.m. de ayer se contabilizaban más de 166 averías en el fluido eléctrico, con la consiguiente afectación de más de 4 000 clientes en toda la provincia.

En el punto de mira están además las más de 13 000 toneladas de tabaco, por el riesgo que implica el derrumbe de casas de depósito o los efectos de la humedad; ya 85 toneladas de estas tenían algún tipo de daño. Hasta la tarde del miércoles solo se notificaron seis casas derribadas y 55 con inundaciones; en estas últimas se asumieron varias alternativas, como colocar los cujes a mayor altura.

Se mantienen cancelados hasta nuevo aviso los servicios ferroviarios hacia Guane y Los Palacios. Según informó Jesús Valdés, director de Transporte en la provincia, cinco tramos de estas líneas se mantienen bajo agua.

Con vistas a continuar extremando medidas ante la continuidad de la lluvia, el Consejo de Defensa Provincial y los municipales continúan el monitoreo y el accionar oportuno ante cada situación.

El general Pardo Guerra calificó de bueno el trabajo desplegado por la dirección del territorio. «Nadie se puede quedar desamparado, pero todas las medidas hay que tomarlas de forma racional, hasta que concluya este fenómeno».

Daños en Artemisa

ARTEMISA.— Al decretarse la Fase de Alerta en la provincia, ante las intensas lluvias, José Antonio Valeriano Fariñas, presidente del Consejo de Defensa Provincial, llamó a extremar las medidas higiénico-sanitarias e indicó elevar el control en las entidades para garantizar la preservación de vidas humanas y evitar pérdidas materiales.

Hasta el momento los municipios más afectados son Bahía Honda, donde ha caído el mayor volumen de precipitaciones, seguido de San Cristóbal, Guanajay y Artemisa.

En Bahía Honda se registran los principales daños, pues los embalses Buena Vista y Bahía Honda sobrepasaron su capacidad y han provocado inundación de zonas aguas abajo. Ambas están vertiendo y han sido evacuadas más de cien personas (35 en albergues y 71 en casas de familia) de las regiones afectadas.

Se han dañado muchas posturas de café y algunas cantidades de azúcar almacenadas en la industria, además de un grupo de viviendas.

Debido a la persistencia de las lluvias, el Consejo de Defensa Provincial decidió suspender las actividades docentes de este jueves e informa que se mantienen activos los centros de salud y se continúa la estricta vigilancia sobre la situación hidrometeorológica.

Información del Ministerio de Transporte a la población

Debido a las condiciones hidrometeorológicas pronosticadas por el Instituto de Meteorología, que indican que las intensas lluvias que afectan la región occidental del país persistirán durante las próximas 48 horas, se suspenden las salidas de la Empresa de Ómnibus Nacionales desde y hacia los municipios de Mantua y Guane en la provincia de Pinar del Río, a partir del 5 de junio a las 10:00 p.m. y hasta tanto no mejoren las mismas.

Las empresas de Ómnibus Nacionales y Viajero aplicarán el procedimiento aprobado para estos casos y mantendrán comunicación estrecha con los pasajeros anotados en las listas de espera y con reservación.

Cuando se restablezca la transportación, serán atendidos priorizadamente los pasajeros con reservación concerniente a los días de suspensión.

Los pasajeros con reservación que no deseen viajar se les reintegrará el ciento por ciento del valor del pasaje, hasta 15 días después de la fecha de reinicio de las transportaciones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.