Aquí estamos los hijos de Chávez

Al presidente bolivariano Nicolás Maduro le acompaña una nutrida delegación del Gran Polo Patriótico y miembros de su Gabinete de Gobierno

Autor:

Juana Carrasco Martín

Nicolás Maduro, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, arribó a la Ciudad Heroína de Santiago de Cuba al anochecer de este jueves, en vísperas del 26 de Julio, para cuya conmemoración visita la Isla acompañado por una nutrida delegación de dirigentes políticos y sociales venezolanos.

Fue recibido por el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, por Lázaro Expósito, primer secretario del Partido en la provincia, así como por el embajador cubano en Caracas, Rogelio Polanco.

En el Aeropuerto Internacional Antonio Maceo, el presidente Maduro dio su primer saludo al pueblo cubano, que celebra con júbilo el aniversario 60 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Buenas tardes queridos periodistas, comentó, son casi las ocho de la noche de Santiago de Cuba, la ciudad heroica, en el pueblo heroico, a las siete y media de Venezuela hemos llegado y queremos transmitirles el saludo en nombre del pueblo bolivariano.

Y porque somos bolivarianos, somos profundamente martianos, dijo, y como somos martianos, somos profundamente chavistas y por eso somos fidelistas para hoy y para siempre, enfatizó el Jefe de Estado de Venezuela, quien felicitó al Comandante Fidel y a todo el pueblo por su lucha de 60 años por la independencia, por el derecho del pueblo cubano a ser y a definir su modo de vida, por el respeto a la igualdad.

Se refirió al curso de la historia desde la lucha de hace 60 años hasta nuestros días, y utilizando un término deportivo expresó que está fuera de serie el hecho de llegar a Cuba, 60 años después del asalto, de la insurrección del Moncada contra la dictadura de Batista impuesta por el imperialismo, teniendo a Fidel como un faro de luz intacta, y al pueblo cubano iluminando los caminos de la Revolución.

Hoy somos dos pueblos hermanos como lo soñó Bolívar. Rememoró y añadió que El Libertador careció de los pertrechos militares y las naves para venir a Cuba, como eran sus planes luego de liberar el Sur, pero lo sorprendió la traición de la oligarquía, que le impidió desde época temprana apoyar la independencia de Cuba y de Puerto Rico.

Cuba siempre ha estado en el centro de nuestros afectos, enfatizó Maduro, al tiempo que evocó el amor de Venezuela hacia esa Sierra Maestra donde estaban los ángeles barbudos. Por eso desde el pueblo venezolano hasta ellos llegaron fusiles de la fuerza armada venezolana para reforzar la lucha por la liberación del pueblo de Cuba.

Martí fue el más grande y será el más grande bolivariano en América Latina, subrayó, porque supo como ninguno entender el alma de Bolívar.

Informó que había venido con una nutrida y amplia delegación del Gran Polo Patriótico, nombrando al secretario general del Partido Comunista de Venezuela, a las dirigentes del PSUV Blanca Eekhout, Cilia Flores y al canciller Elias Jaua. También mencionó a los secretarios generales del Movimiento Electoral del Pueblo, de Podemos, de Redes y «de una delegación muy importante», el presidente de la Central de Trabajadores Socialistas de Venezuela.

Los calificó como «la fuerza revolucionaria venezolana que construyó el Comandante Chávez».

«Todas sus fuerzas sociales

—apuntó— hemos venido a decirle a Fidel y al pueblo: aquí estamos el pueblo venezolano y los hijos de Chávez celebrando junto a ustedes 60 años de Revolución y 60 años de victoria».

También acompañan a Maduro como parte de la delegación venezolana varios miembros de su Gabinete de Gobierno.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.