El primer moncadista asesinado

José Luis Tassende fue el primero de los asaltantes que, herido en una pierna y apresado, fue torturado y luego asesinado de manera salvaje

Luis Hernández Serrano
digital@juventudrebelde.cu
13 de Agosto del 2013 0:04:30 CDT

José Luis Tassende de las Muñecas fue uno de los primeros jóvenes que penetraron en el Moncada en la madrugada del 26 de julio de 1953, hace 60 años.

Resultó el primero de los asaltantes que, herido en una pierna y apresado, fue torturado y luego asesinado de manera salvaje.

Tassende era técnico en refrigeración en una fábrica de helado y conoció a Fidel cuando estudiaba en la escuela de Electrónica de la barriada habanera de la Víbora, en uno de los desafíos de pelota de su escuela contra el colegio habanero de Belén, donde el futuro jefe revolucionario cursaba el bachillerato.

El afecto mutuo entre ellos fue creciente a través de los años, pues «Pepe Luis» participaría con Fidel en la abortada expedición de Cayo Confites, organizada para ir a luchar a Santo Domingo contra la tiranía trujillista, en 1947.

Tassende perteneció junto a Pedro Miret al Comité Militar de la dirección del Movimiento y a su cargo estuvieron los 18 hombres que desde La Habana partieron en tren rumbo a Santiago de Cuba en la tarde del viernes 24 de julio de 1953. Y en el vagón donde viajó le dijo a Raúl Castro: «Come, Raulito, que mañana no vas a tener tiempo».

El plan militar concebido por Fidel solo fue discutido, reajustado y repasado por tres compañeros, uno de ellos el mismo «Pepe Luis». En Santiago se albergó en el hotel Perla de Cuba.

El grupo de avanzada del asalto al Moncada que personalmente dirigió Fidel, estuvo conformado por él y por Rigoberto Corcho, «Pepe» Suárez, Flores Betancourt, Carmelo Noa, Pedro Marrero, Jesús Montané  Oropesa, Ramiro Valdés Menéndez y Renato Guitart como jefe de la operación para tomar por sorpresa la posta 3 de la fortaleza.

Al entrar al cuartel y activarse la alarma por el timbre accionado por un militar a la entrada, soldados medio vestidos, pero en gran número, surgían de todas partes con  fusiles Springfield en sus manos. El tiroteo era ya muy intenso y llegó un momento en que Montané se percató de que los demás no habían podido penetrar en el campamento. «Nos van a cercar», le dijo a «Pepe» Suárez. Y recalcó: «Vámonos de aquí». Suárez afirmó con la cabeza y llamó a Ramiro.

Llamaron también a Tassende, que se encontraba sentado en una cama como extenuado, pero sonriente. Les hizo un gesto con la mano y entonces pensaron que venía detrás de ellos. Tiempo después, comprenderían que «Pepe Luis» ya estaba herido en una pierna y no les quiso decir nada. Sería la última vez que lo vieron con vida.

José Luis Tassende, como es lógico pensar, fue herido combatiendo heroicamente dentro del cuartel. Considerado como sargento del ejército —por el uniforme que llevaba— fue atendido de inmediato en el hospital militar. Allí lo retrataron los fotógrafos del ejército, como a todos los guardias heridos, para un álbum que se le envió al dictador Batista. Y al descubrir pronto su verdadera identidad, fue salvajemente torturado y después acribillado a balazos. En todos los libros, por tanto, aparece en la lista de los asesinados después del combate: 54 en total.

Fuente: El Grito del Moncada, Mario Mencía, p.p. 159, 313, 490, 491, 507, 518, 533, 544, 552 y 634. Tomos I y II, Editora Política, La Habana, 1986.

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio

José Luis Tassende. Foto: Archivo de JR

del autor

en esta sección