En la línea del mar

Jóvenes avileños continúan la reedición de la marcha de la Columna guerrillera dirigida por el Che

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

SAN JOAQUÍN, Baraguá, Ciego de Ávila.— Pegados a la línea del mar, por caminos hoy casi intransitables por las lluvias, 55 jóvenes del Minint, de las FAR, el sector de la Salud y de la Empresa Citrícola de Ciego de Ávila, recorren el itinerario de la Columna No. 8 Ciro Redondo, comandada por el Che en su avance hacia Las Villas.

El contingente, que con esta actividad festeja la celebración del venidero Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes a celebrarse en Ecuador, había recibido la víspera las banderas de la marcha de manos de los jóvenes combatientes del Minint de la provincia de Camagüey, en la localidad de San Joaquín, en los límites entre el territorio agramontino y el avileño.

Precisamente en ese punto, marcado por un pequeño obelisco, la Columna Ciro Redondo efectuó una parada de unas horas, donde se avitualló y obtuvo información sobre el movimiento de las tropas de la tiranía. Luego avanzó pegada a la costa en una marcha donde fue varias veces cercada y hostigada por la aviación y el ejército.

Los 55 jóvenes avileños avanzarán durante dos días y medio por las localidades de Monte la Virgen, Dos Hermanas y la Rosa Liberal, para luego seguir en dirección a occidente hasta la zona de El Jíbaro, ya en la provincia de Sancti Spíritus, donde entregarán las banderas a los combatientes espirituanos.

A decir del teniente coronel de la reserva Efrén León Nápoles, integrante de la agrupación guerrillera, la marcha por el sur de Ciego de Ávila fue uno de los momentos más difíciles e inciertos de la invasión, pues los rebeldes pasaron varios días sin comer y beber líquido alguno, debieron dormir dentro del agua de los pantanos, sufrieron ulceraciones en las piernas y aun así debieron continuar muchos de ellos descalzos.

«Una ruta pensada para tres o cuatro días en camiones se convirtió, por azar de la guerra, en un avance de 46 jornadas agotadoras cuando el combustible de los vehículos fue ocupado por los guardias —contó Efrén—. El Che, entonces, siguió adelante y ese fue uno de los mensajes de esa gesta: crecerse ante las dificultades, y más cuando la causa es justa».

En San Joaquín, jóvenes combatientes del Minint de Ciego de Ávila fueron reconocidos por su trayectoria. Fue el caso de la teniente Dailet Cartaya Velazco, quien recibió el carné del PCC de manos del miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia, Félix Duarte Ortega; en tanto, el teniente Gabriel Carbó Correa y el soldado Javier Fernández García, recibieron el carné de militantes de la UJC de manos de Julio Heriberto Gómez Casanova, primer secretario de la organización juvenil en el territorio.

En la actividad también estuvieron presentes los coroneles Camilo Acosta Marín y Abelardo Jiménez González, jefes del Minint en Ciego de Ávila y Camagüey, respectivamente; junto a jefes de organismos de esa institución en ambas provincias, autoridades del Partido en el municipio de Baraguá y pobladores de la zona de San Joaquín.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.