Diálogo para enraizar los sueños de Cuba - Cuba

Diálogo para enraizar los sueños de Cuba

Por su valor, JR reproduce la carta que Armando Hart envió a los protagonistas del primer Diálogo de Generaciones, tras el acuerdo del VIII Congreso de la FEU de apoyar esa iniciativa

Autor:

Juventud Rebelde

Queridas compañeras y compañeros:

Me siento profundamente satisfecho por esta decisión de la FEU de abrir un proceso —a partir de este momento— en todas las universidades bajo la idea del Diálogo de Generaciones, pues tengo la convicción de que es algo trascendental y estratégico.

Tomándome la libertad de hablar en nombre de mi generación, este hecho ratifica que estamos ante otro momento histórico en el ascendente proceso de seguir engrandeciendo la Patria y garantizar los sueños de las generaciones que nos precedieron de construir una nación independiente, digna y próspera.

Y quiero, ante todo, felicitar por esta iniciativa a los estudiantes universitarios, de los cuales me sigo sintiendo parte, y a su aguerrida Federación Estudiantil Universitaria, que tantas páginas gloriosas ha escrito en la historia de nuestro país.

El concepto Diálogo de Generaciones es resultado de un profundo estudio de la tradición revolucionaria cubana, de la trayectoria ascendente del pensamiento revolucionario cubano y de la acción práctica de las figuras fundamentales en la formación y el desarrollo de la nación cubana, en especial del ideario de José Martí y Fidel Castro y de sus enseñanzas, en particular las formas asumidas para hacer política, organizar la guerra de independencia y posteriormente hacer la Revolución. Es el resultado igualmente de la historia acumulada en nuestro país, donde la juventud siempre ha asumido un papel protagónico en defensa de los intereses del pueblo y de la Patria; así como de la lógica consideración de que los procesos revolucionarios, para asegurar su continuidad, requieren preparar adecuadamente a las nuevas generaciones e impedir que se pierda la experiencia de las generaciones anteriores, al tiempo que afirmar la importancia de la memoria histórica.

Esencialmente significa crear espacios de reflexión y debate sobre temas de interés de la juventud, canalizados a través de organizaciones juveniles y estudiantiles, asumidos y dirigidos en su integralidad por estas organizaciones, y donde participen personalidades de la cultura, la ciencia, la economía, la política, la administración y otras áreas de la vida cubana e internacional, para favorecer un diálogo fructífero y enriquecedor entre las generaciones más jóvenes con representantes de otras que le antecedieron.

En tal sentido, se aspira a que los espacios de Diálogo de Generaciones se caractericen por ser abiertos, francos y profundos; que signifiquen una verdadera comunicación para beneficio de todos, que ayuden a identificar los principales intereses y preocupaciones de los jóvenes, que aporten a elevar el conocimiento de las nuevas generaciones y que favorezcan su formación integral.

Los Diálogos de Generaciones estarán signados por el legado de defensa de la unidad nacional, de la independencia y de la Revolución, que en manera alguna se opone a la crítica, a la sugerencia, a la discusión y al debate sano y productivo; por el contrario, lo estimula para aumentar la fortaleza en aras de trabajar por los objetivos estratégicos de la Revolución y su continuidad.

Así, estos diálogos deben ayudar y afirmar la cultura del debate, incrementar el interés por conocer, recibir información y dialogar sobre asuntos que atañen a toda la sociedad, estimular la importancia de la memoria histórica, y constituirse en acciones adicionales y complementarias que, dirigidas por organizaciones juveniles y estudiantiles, se sumen de manera creativa a los esfuerzos de las autoridades educativas para fomentar y cultivar el hombre nuevo de formación integral, de vasta cultura y sensible a los problemas que afectan al desarrollo cubano y a la Humanidad en su conjunto.

Se conciben estos espacios no con formato académico, sino para conversar y dialogar, y en la medida de lo posible con códigos de comunicación más cercanos a los jóvenes, con temas expresados de forma atrayente, como atrayentes han de ser las formas y el contenido en que deberán exponer los invitados.

Al comenzar en la práctica estos trabajos, se creó un grupo en el periódico Juventud Rebelde para reflexionar sobre este concepto y sus aplicaciones, donde participan la FEU, el Movimiento Juvenil Martiano, la Sociedad Cultural José Martí, el Centro de Estudios Martianos, el Ministerio de Educación Superior y otras instituciones.

Como resultado de estos análisis comenzó a publicarse en Juventud Rebelde un espacio de dos páginas denominado Generaciones en Diálogo, que pretende abordar temas que estimulen la participación de los lectores jóvenes y consecuentemente el debate.

Otro resultado fue la creación del blog denominado Patria joven, con el mismo fin. Es decir, favorecer también la participación de los jóvenes en este espacio; dicho blog es administrado por el Centro de Estudios Martianos.

El Movimiento Juvenil Martiano, adscripto a la UJC, por su parte ha iniciado un programa sistemático y de gran rigor, con  temas muy interesantes en el Pabellón Cuba, una vez al mes, con nutrida participación juvenil.

Digamos que uno de los pasos más importantes en función de llevar a la práctica el Diálogo de Generaciones ha sido la sensibilidad de la dirección de la FEU en torno al tema y, sobre todo, el acuerdo unánime de los delegados al Congreso de esa organización de asumir y desarrollar estos en las universidades del país, lo que constituye una de las principales decisiones adoptadas en el campo del trabajo ideológico.

Llevar a la práctica esta decisión de la FEU en su Congreso significa un gran servicio que la organización estudiantil presta a la Patria y a la Revolución, puesto que ese movimiento a nivel de todas las universidades permitirá un gran debate nacional, donde los protagonistas son los mismos estudiantes.  Estos debates estarán signados por la visión martiana y fidelista de defender la unidad nacional, la independencia del país y la Revolución, y en ese contexto deberán ser abiertos, participativos y constructivos, en los que prevalezca el objetivo de perfeccionar y hacer avanzar la nación y el socialismo y, al mismo tiempo, doten de información a la comunidad estudiantil, aportando a la cultura general integral y a la formación política de los participantes. Obviamente, en primer lugar, la FEU requerirá del apoyo institucional, es decir, del apoyo de las autoridades en cada universidad para montar y desarrollar espacios de esta naturaleza.

Otro efecto que deberá lograr este movimiento será favorecer el acercamiento de las mujeres y hombres de la cultura, de la ciencia, de la política y de la economía a las universidades, lo cual sabemos que fue igualmente un reclamo de los estudiantes durante el proceso preparatorio del Congreso de la FEU.

Queridas compañeras y compañeros:

La iniciativa del Diálogo de Generaciones queda en vuestras manos, pero será un compromiso de todas las instituciones y organizaciones de la Revolución el apoyo a la FEU para llevarlo a la práctica hacia el logro de sus objetivos de manera exitosa —sin prisa, pero sin tregua— de modo organizado y sistemático.

Dirijan y mantengan estos espacios en todas las universidades, no desfallezcan, y advertirán más temprano que tarde los resultados concretos y beneficiosos para todas las generaciones que tienen una presencia activa en la actualidad, fertilizando con esos esfuerzos aquella idea de Julio Antonio Mella, de que todo tiempo futuro tiene que ser mejor.

Por mi parte, les ofrezco toda la colaboración que modestamente puedan brindarles la Oficina del Programa Martiano, la Sociedad Cultural José Martí y el Centro de Estudios Martianos.

Reciban un fraternal abrazo revolucionario.

Hasta la victoria siempre.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.