Con los amigos anamitas

Vietnamitas y cubanos se unieron en un espacio de ideas, alegría, música y baile. A los dos países los une una profunda amistad, aseguró Bach Nguyen, representante en la Mayor de las Antillas de la Unión de Jóvenes Comunistas Ho Chi Minh

Autores:

Mayte María Jiménez
Yoelvis Lázaro Moreno Fernández

Amistad es la palabra preferida si se trata de Cuba. No porque sea fácil de pronunciar —en su español aún impreciso—, sino porque esta Isla lo cautiva en su sentido más profundo. El joven Bach Nguyen es representante en la Mayor de las Antillas de la Unión de Jóvenes Comunistas Ho Chi Minh.

Hace poco más de diez años que vive en Cuba. Cuenta que desde que llegó se sintió como en casa, pues en la escuela y el barrio las personas siempre fueron muy sociables. Los propios compañeros de clase lo ayudaban con el idioma y la escritura, tan diferente de la suya.

«Cuba es mi segundo país, mi segunda patria... hasta quisiera seguir aquí una vez que me gradúe».

Actualmente cursa en la Universidad de La Habana la licenciatura en Turismo, donde combina su condición de estudiante con su militancia en la organización política juvenil. Aquí asegura sentirse cada vez más conectado con la ideología y los paradigmas de la juventud cubana.

Lo encontramos ahora a más de 2 700 kilómetros de distancia de La Habana, después de la alegría de unirse a unos 80 delegados que han venido a este Festival desde su país.

En diálogo con nuestro diario, el joven confesó ser fiel defensor de nuestra Revolución y su pueblo, porque Cuba está empeñada en la construcción de un mundo mejor, «que sin duda es posible», aseguró.

Bach Nguyen afirma sonriente que los jóvenes cubanos son sus amigos, y también de Vietnam: «Y me atrevo a decir que del mundo entero. Ustedes tienen un espíritu y una chispa humana que los distingue entre todos los países, y eso es algo que viene de años, pues la historia de apoyo y solidaridad entre nuestros países así lo muestra».

—¿Qué es ser joven comunista hoy?

—Es ser solidario, comprometido con una ideología fiel a la justicia y la igualdad social. Es ser sincero, humano, saber defender tu país, su soberanía. Es luchar contra la hegemonía capitalista y, por supuesto, contra el imperialismo.

—¿Qué paradigmas no deben faltar en la formación de un pensamiento progresista?

—Tenemos personalidades que representan hoy un ejemplo a seguir en las juventudes progresistas y de izquierda. Fidel, Chávez, Mandela, y nuestro gran líder y guía Ho Chi Minh, junto al pueblo vietnamita, que son símbolos de las luchas del Tercer Mundo contra el imperialismo, el colonialismo y la explotación. También está José Martí, que es un hombre de referencia por su pensamiento latinoamericano, internacionalista, independentista y solidario, y eso nos hace estar cercanos a él también.

—¿Cuáles son para ti los desafíos de la juventud de hoy?

—Enfrentar los poderes hegemónicos del capitalismo y lograr que los jóvenes de todo el mundo se unan en una causa de libertad, soberanía, paz y transformación social, justamente el lema de este Festival.

—¿Cómo valoras la celebración de espacios como los festivales mundiales?

—Creo que son muy importantes para la confluencia de las distintas culturas y pensamientos de las juventudes de todo el mundo. Permite que nos conozcamos, que intercambiemos las experiencias y sumar amigos para la lucha por las causas justas.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.