Si Celac se fortalece, Naciones Unidas también

Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, destaca decisión de América Latina de enfrentar unida los obstáculos

Autor:

Juventud Rebelde

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, subrayó la decisión de América Latina y el Caribe de enfrentar unida los obstáculos actuales que se presentan en la región y de dar un ejemplo ante el mundo de lo que puede lograrse, muestra de lo cual —dijo— ha sido la II Cumbre de la Celac.

A pesar de que siguen existiendo desafíos como la inseguridad social, la desigualdad y la injusticia, el subcontinente ha logrado en los últimos veinte años reducir a la mitad los niveles de pobreza extrema, expresó.

Ban Ki-Moon intervino en la sesión vespertina del primer día de reunión de jefes de Estado, Gobierno y otros dignatarios que acudieron a la capital cubana en representación de los 33 países miembros de la Celac.

El Secretario General de Naciones Unidas felicitó a Cuba por la excelente organización de la II Cumbre, dedicada a temas como la paz, el desarrollo y los derechos humanos.

Consideró vital visitar la Isla en el aniversario del héroe cubano José Martí, «quien fue una inspiración para la independencia de Cuba y la identidad latinoamericana».

Hemos venido para dar un homenaje a Martí y aprender de los debates de los mandatarios de la Celac, que son un ejemplo de que las diferencias se pueden resolver mediante el diálogo.

Ban Ki-Moon señaló que hoy las economías del mundo crecen, pero no los ingresos, por lo cual las políticas de América Latina y el Caribe para reducir las desigualdades más graves son una guía a seguir. También enfatizó que para lograr estos objetivos la cooperación Sur-Sur es esencial.

El principal ejecutivo de la ONU resaltó también el reto de lograr un desarrollo más inclusivo, con una justicia social que abarque la justicia climática.

En esto —dijo— los miembros de la Celac «están en la primera línea del desafío del cambio climático». «América Latina y el Caribe es una superpotencia biológica», agregó.

Se refirió también a los aportes que pudiera dar la Celac en «cuestiones de la paz y la seguridad en el mundo», por que la región ha sido capaz —afirmó— de resolver sus problemas internos» y está en vías de solucionar los que quedan, como son las actuales conversaciones de paz para Colombia.

Ki-Moon distinguió a América Latina y el Caribe como la primera región del mundo en establecer una zona libre de armas nucleares, lo cual ha sido un ejemplo para el mundo, por lo que se busca extender esa experiencia a otras zonas.

En otro orden de cosas, señaló que si bien se han logrado avances históricos en la seguridad regional, no ha sido así con la seguridad ciudadana y la violencia, lo cual es un reto.

A propósito se detuvo en el tema de la lucha internacional contra las drogas, a la cual los países miembros de la Celac —dijo— «aportan una perspectiva y experiencias singulares».

El Secretario General de la ONU se refirió además a al papel decisivo de la región «en defensa de la democracia y los derechos humanos, que ha sido crucial para la paz regional».

Exhortó a continuar fortaleciendo los derechos de los inmigrantes y las personas con discapacidad, seguir combatiendo la discriminación hacia los pueblos indígenas y afrodescendientes, y poner fin a la violencia contra la mujer y las niñas.

Al concluir su discurso en la II Cumbre de la Celac, Ban Ki-Moon fue enfático al señalar que «si CELAC se fortalece, Naciones Unidas se fortalece también».

Ver especial multimedia Nuestra obra más preciada

Vea Suplemento Especial de la Celac

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.