Ambulancias Mercedes Benz salen de «urgencias»

Elevan disponibilidad técnica de ese tipo de ambulancias

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

En el año 2010 los servicios de urgencia médica en el país estaban en una situación muy tensa; las ambulancias de la marca Mercedes Benz se encontraban a un 24 por ciento de disponibilidad técnica. Hoy están al 90 por ciento, luego de destinarse 300 000 CUC mensuales el pasado año solo para piezas.

Lo anterior lo reveló Valia Frómeta Díaz, directora general de la Mercedes Benz (MCV) Servicios S.A., sociedad mercantil de capital ciento por ciento cubano, que tiene la misión de atender las 285 ambulancias de esa marca en el país —excepto las 115 que operan en la capital— y los 90 ómnibus MAZ que circulan en La Habana.

Alrededor de 32 000 dólares se invirtieron en la compra de cada ambulancia de ese tipo que hoy presta sus servicios en el Sistema de Salud, detalló Carlos Martínez Crespo, director de la Sucursal La Habana, en la que se ofrecen servicios para Mayabeque y Artemisa.

Dicha cifra es superior cuando hay que rescatar una ambulancia a la que, además de repararle o sustituirle el motor —cuyo costo se estima entre 14 000 y 15 000 CUC—, hay que hacerle otro tipo de arreglo debido a un accidente en la vía.

El nivel de explotación del vehículo incide en las «sorpresas» que podemos tener cada año, pues la planificación previa con el Ministerio de Salud Pública garantiza que podamos responder sus demandas de mantenimiento, posibles roturas, pintura y chapistería, entre otros servicios, apuntó Frómeta Díaz.

Lo lamentable es que mientras el país y la mencionada empresa acometen dichas inversiones, son frecuentes los casos en los que se violan las regulaciones de la velocidad o en los que hay sobrecarga de peso. Esto atenta contra la vida útil de los vehículos y favorece su participación en accidentes, todo lo cual afecta los servicios de urgencia médica, explicó.

Es también la Mercedes Benz (MCV) Servicios S.A. la entidad encargada de brindar los servicios de posventa y garantía a los equipos y motores terrestres, ferroviarios y marítimos de las marcas que representa la MCV Comercial S.A. y comercializar agregados mayores, piezas de repuesto, accesorios y materiales de uso para estos vehículos.

Contamos con ocho sucursales y 13 talleres en el territorio nacional, en los que brindamos este servicio de manera prioritaria y los de chapistería y pintura, entre otros, a vehículos de otras marcas, añadió Frómeta Díaz.

Los ómnibus MAZ articulados y rígidos que hoy operan en la capital también son una prioridad para MCV Servicios S.A., en especial para los dos talleres de la Sucursal La Habana, sitos en el Cerro y en Puente Nuevo, Marianao.

En esos vehículos se violentan, como en las ambulancias, las normas técnicas. Ocurre a menudo que cargan el doble de pasajeros para el que fueron concebidos y exceden los límites de velocidad, refirió.

Trabajamos en la motorización de 32 de estos ómnibus en 2013, y este año completaremos la demanda con otros 20, agregó, para lo que se ha destinado una elevada suma.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.