El lugar común en el que Walter Martínez no cayó - Cuba

El lugar común en el que Walter Martínez no cayó

El gran periodista de la cadena televisiva Telesur, que diariamente desmonta las mentiras del imperio y los medios de comunicación de la derecha venezolana, recibió la Distinción Félix Elmuza

Autor:

Susana Gómes Bugallo

Aunque confesó varias veces el temor de que le ocurriera, el gran periodista Walter Martínez, quien cada noche entra a nuestros hogares mediante el programa Dossier, de la cadena televisiva Telesur, no rozó nunca el lugar común al que tanto le huyen los comunicadores cuando están dominados por la emoción.

Conmocionado por la sencillez con la que los cubanos realizan los actos trascendentes, el analista que diariamente desmonta las mentiras del imperio y los medios de comunicación de la derecha, recibió la Distinción Félix Elmuza, instituida por el Consejo de Estado y conferida por la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

Nuestra querida y contaminada nave espacial (parafraseando su modo de concluir Dossier) hizo un alto en el camino para reconocer a uno de sus tripulantes, quien entrevistó a la Madre Teresa de Calcuta e interrogó en español a Anastasio Somoza, cuando el exdictador nicaragüense prefería hablar el idioma de los gringos.

Este corresponsal de guerra en Iraq, El Salvador, Líbano, Nicaragua, la invasión estadounidense a Panamá, los golpes de Estado en Bolivia, los operativos de la OTAN tras la Guerra Fría y otros momentos trascendentales, dijo que «Fidel siempre será el rumbo».

Porque hacer tanto y tan buen periodismo es digno y necesario de reconocer, Belkis Pérez Cruz, vicepresidenta de la UPEC, expresó el orgullo de todos los colegas al tener al venezolano entre los condecorados con este reconocimiento y saberlo defensor de Venezuela y Cuba.

Pérez Cruz recordó que la principal tarea de un periodista es servir a la gente en su derecho a la verdad y a la información auténtica, y aseveró que el sentido de la responsabilidad social de esta profesión ha llevado a Walter Martínez a actuar bajo todas las circunstancias, en conformidad con el sentido ético personal.

El homenajeado se refirió al Comandante Fidel como «el Gran Caguairán» y dijo que el líder lo ha instado a permanecer el mayor tiempo posible realizando sus labores, para que siga dando su visión especializada.

En un aparte con la prensa, comentó que su prueba de fuego era tener audiencia en Cuba. Haberlo conseguido cierra un ciclo conmovedor y representa la coherencia de su labor. Sobre la situación que vive la nación bolivariana, significó que en este momento la pelea es doble, pues debe darse en la calle todos los días y, además, ponerle eco en los medios, en los que se ha apoyado la derecha para tratar de torcer opiniones y voluntades.

Igualmente, se refirió a los retos que planteó para la realización de Dossier, cambios que parecían una locura y hoy son desarrollados por muchas televisoras internacionales, gracias a su osadía de romper el paradigma y establecer otro que ayudara a comunicar mejor.

Armado con su vieja esclava (pulsera) de la fuerza aérea, de la cual no se separa, (pues la única vez que lo hizo se estrelló en un helicóptero, cuenta) ha salvaguardado desde el periodismo la independencia y las conquistas de la Revolución Bolivariana al decir la verdad, sobre todo cuando Venezuela se enfrenta a una guerra mediática promovida por los medios de comunicación de la derecha.

Presidieron la entrega Rolando Alfonso Borges, jefe de Departamento del Comité Central del Partido; Tubal Páez, vicepresidente primero de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) y presidente de Honor de la UPEC; Ernesto Vera, también presidente de Honor de esta organización; Antonio Moltó Martorell, al frente de la UPEC; Alicia Herrera, primera secretaria de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en La Habana; Ricardo Guevara, productor del programa Dossier, y otros integrantes de la Presidencia Nacional de la UPEC.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.