Fernando González exige la liberación de sus hermanos

En Estados Unidos no se es libre de pensamiento, porque existen muchos mecanismos para controlar y manipular a las conciencias de las personas, afirmó el héroe cubano

Autor:

Juventud Rebelde

El antiterrorista cubano Fernando González clamó en la capital cubana por la libertad inmediata de sus compañeros de causa presos en Estados Unidos, donde afirmó fueron castigados en venganza contra el proceso revolucionario de la isla, publica PL.

Desde el inicio de este proceso fuimos conscientes de que estábamos pagando por ser cubanos revolucionarios, afirmó González en referencia al caso internacionalmente conocido como Los Cinco.

Se trata del juicio realizado en Miami en 2001 contra Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero (quienes continúan encarcelados), así como René González y Fernando González, ya en Cuba tras cumplir largas condenas.

Nos castigaron por estar realizando una labor para el pueblo de Cuba, para la Revolución, y hasta para el pueblo de Estados Unidos, pues evitamos acciones terroristas que le hubieran podido afectar, dijo González en entrevista divulgada por el sitio Cubadebate.

Sobre su regreso a Cuba afirmó sentirse libre «y no solo por haber salido de un régimen de cárcel. Tengo esa libertad que me negaron en Estados Unidos. Aquí tengo la libertad de hacer lo que quiero, incluyendo la libertad política».

Afirmó que en Estados Unidos no se es libre de pensamiento, porque existen muchos mecanismos para controlar y manipular a las conciencias de las personas.

Respecto a las condiciones en que tuvo lugar su excarcelación relató que los guardias le despertaron a la una de la madrugada del 27 de febrero pasado.

«Después me encadenaron de manos, cintura y pies, y a las tres y 30 me sacaron de la prisión de Safford (Arizona). Presuntamente estaba en libertad, pero ahí mismo, en la puerta, fui detenido por las autoridades de migración».

Rememoró que fue llevado en una caravana de vehículos muy custodiado hasta la ciudad de Phoenix y luego a Miami. El operativo duró unas 36 horas.

«Siempre estuve esposado, y en medio de un gran operativo de seguridad que me sorprendió. Hasta en el avión que me trajeron a Cuba traía esposas, aunque eran de plástico, las que cortaron cuando el avión abrió la portezuela en el aeropuerto José Martí de La Habana. Sólo en este momento me sentí libre», afirmó.

González agradeció el apoyo internacional a los Cinco, e instó a continuar la batalla por la liberación de Gerardo (condenado a dos cadenas perpetuas más 15 años), Ramón (30 años) y Antonio (21 años y 10 meses). Los amigos de la solidaridad en el mundo deben seguir presionando para que los tres salgan y regresen lo más pronto posible, enfatizó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.