El destino de millones de pobres depende del éxito de nuestra labor

Expresó Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas, en la inauguración de la cita mundial

Autores:

Leticia Martínez Hernández
Yaima Puig Meneses

SANTA CRUZ DE LA SIERRA, Bolivia.— “El destino de miles de millones de pobres y el estado del planeta dependen del éxito de nuestra labor”, consideró Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas en la inauguración de la Cumbre Extraordinaria del Grupo de los 77 más China.

“Al ser el mayor grupo de países de las Naciones Unidas, ustedes desempeñan un papel fundamental para asegurar que los esfuerzos de las Naciones Unidas, orientados a formular y aplicar con eficacia la agenda para el desarrollo después de 2015, den resultados satisfactorios”, valoró.

Recordó también que el Grupo de los 77 se fundó partiendo de la premisa fundamental de que todos los países grandes y pequeños, ricos y pobres, merecen tener la misma voz en los asuntos mundiales. “Con ello se reconoció la necesidad de corregir la desigualdad del orden económico mundial y de superar la brecha de desarrollo entre el Norte y el Sur”.

Al referirse a los retos que tiene por delante la organización, destacó la necesidad de acelerar los esfuerzos para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, de seguir avanzando hacia un acuerdo global significativo sobre el cambio climático y de establecer una agenda para el desarrollo después del 2015 con capacidad transformadora.

“Cuento con el Grupo de los 77 y China para que pongan sobre la mesa ideas nuevas, enfoques negociadores, flexibles y creativos y propuestas prácticas y equilibradas”.

Por su parte, el mandatario boliviano Evo Morales Ayma, en su discurso inaugural, señaló que “pese a todos los esfuerzos y luchas por la igualdad y justicia de los pueblos del mundo, las jerarquías y desigualdades planetarias se han incrementado”.

En tal sentido, dijo que “hoy diez países del mundo controlan el 40% de la riqueza de todo el planeta; y 15 empresas transnacionales controlan el 50% de la producción mundial”. Agregó también que un puñado de potencias imperiales invade países, bloquea el comercio, impone precios al resto del mundo, asfixia economías nacionales, conspira contra gobiernos progresistas y recurre al espionaje contra los habitantes del planeta.

En consecuencia, propuso la construcción de otro mundo, basado en la filosofía del vivir bien, en armonía y equilibrio con la madre tierra. “Vivir bien significa generar bienestar para todos, sin exclusiones; significa respetar la diversidad de las economías de nuestras sociedades; respetar los conocimientos locales, la Madre Tierra y su diversidad biológica que alimentará a las generaciones venideras… Es distribuir las riquezas cerrando la herida de la desigualdad y no ampliar la injusticia”.

Entre otros temas también denunció el injusto bloqueo económico contra Cuba, así como las agresivas e ilegales políticas del Gobierno de los Estados Unidos contra Venezuela, asuntos estos que provocaron aplausos de apoyo en el auditorio.

“Ha llegado el tiempo de las naciones del Sur. Antes fuimos colonizados y esclavizados, y con nuestro trabajo robado se levantaron los imperios del Norte. Hoy, a cada paso que damos por nuestra liberación los imperios entran en decadencia y comienzan a derrumbarse”.

Finalmente, concluyó que “otro mundo de igualdad, de complementariedad, de convivencia orgánica con la Madre Tierra solo puede surgir de los mil idiomas, de los mil colores, de las mil culturas hermanadas de todos los pueblos del Sur”.

Con anterioridad, otros oradores se habían referido, además, a la hospitalidad del pueblo santacruceño, a que los debates surgidos en esta cita se encaminen hacia grandes políticas, y a la necesidad de que las palabras se transformen en hechos concretos para el desarrollo de nuestros pueblos. Solo de esta manera, será posible superar las tradicionales diferencias existentes entre el Norte y el Sur.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.