Paradigma sempiterno

Rindieron homenaje a Vilma Espín Guillois durante el Primer Taller Internacional de Auditoría, Control y Supervisión

Autor:

Marianela Martín González

Las estadísticas demuestran que la mujer cubana ha estado en el epicentro de la Revolución como destinataria y protagonista indispensable, pero más allá de los números las historias de vida de cualquier familia en la Isla demuestran que las féminas no son solo beneficiarias del proceso social que se construye, sino ejecutoras de su propia liberación.

Reflexiones como esas sirvieron para homenajear en el Primer Taller Internacional de Auditoría, Control y Supervisión, que culmina hoy, a la eterna guerrillera Vilma Espín Guillois, a propósito del séptimo aniversario de la desaparición física de quien es una de las mujeres más emblemáticas de la Revolución.

Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), intervino antes de que se mostrara el audiovisual Por siempre Vilma, realizado por un equipo de la Academia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Con cifras, demostró que las féminas son tenidas en cuenta para levantar un socialismo próspero y sustentable, y esa batalla por la emancipación la lideró Vilma con exquisita paciencia y tenacidad.

Entre otros elementos de juicio, señaló que el 64 por ciento de los colaboradores de la salud en diversas partes del mundo son mujeres.

La Secretaria General de la FMC aludió a Fidel, quien sentenció que, cuando se juzgue a nuestra Revolución, una de las cuestiones por la que nos valorarán será por el modo en que las mujeres se han integrado y emancipado.

«Como tantas veces recalcó Vilma, debemos juntos, hombres y mujeres, seguir luchando por la igualdad de derechos y oportunidades, pues ambos géneros han sufrido la imposición de moldes a través de la historia», señaló.

Gladys Bejerano Portela, contralora general de la República de Cuba, dijo que el homenaje a Vilma no pretendía recordarla de otro modo que no fuera viva, como solo puede concebirse a quien lo dio todo por la Revolución.

Un ejemplo para los trabajadores del sistema nacional de auditorías debe ser Vilma, apuntó Bejerano Portela. Precisó además, que quienes tienen a su cargo prevenir el delito y la corrupción deben ser fieles al legado de la guerrillera entrañable, a Fidel, a Raúl, a los Cinco Héroes y al pueblo trabajador, principal protagonista de la obra social que edificamos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.