Convertir en salud la investigación científica

Junto a las directoras generales de la OMS y la OPS, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, presidió la inauguración de las nuevas sedes del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos y del Centro Nacional Coordinador de Ensayos Clínicos

Autor:

Juventud Rebelde

Aprovechar las potencialidades de la investigación científica y tecnológica que ha sido capaz de desarrollar Cuba, a pesar de la difícil situación económica enfrentada durante décadas, es uno de los conceptos que sobresalieron en la inauguración este martes de las nuevas sedes del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED), y el Centro Nacional Coordinador de Ensayos Clínicos (CENCEC).

Ubicada en el municipio capitalino de Playa, la instalación tiene un área total de 11 209 metros cuadrados, y cuenta con seis niveles, con instalaciones registrables, pisos y techos tecnológicos, sistemas automatizados e informatización de la gestión de las funciones de ambos centros, con tecnología para el control de la calidad de los medicamentos y dispositivos médicos, que cumplen con las buenas prácticas establecidas por la OMS.

El recorrido por la moderna instalación, junto a Raúl y las directoras de la OMS y la OPS, contó también con la presencia de José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido y Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros y otros invitados.

Ejemplo de integración entre ciencia y bienestar

Cuba es el único país en el cual se logra una integración entre la investigación científica y el desarrollo de un ciclo cerrado, que va desde el estudio científico hasta la atención en la salud pública, con resultados muy importantes para la población, afirmó la directora general de la OMS, Margaret Chan, al intervenir en la apertura de la instalación científica.

Significó que la autoridad reguladora nacional de Cuba tiene un papel importante que desempeñar: «Puede convertirse en un modelo de las mejores prácticas para los países de la región, ello se reafirma en nuestra decisión de nombrarlos como Centro de Colaboración de la OPS y la OMS para la Regulación de las Tecnologías de la salud».

Durante 25 años han estado creando un organismo dedicado a garantizar productos y medicamentos de calidad para la población cubana y de otros países, y ayudan a fortalecer esa capacidad en la región desde la transferencia de tecnología, y la cooperación técnica.

Los científicos en Cuba son personas consagradas, en un contexto de asedio por el bloqueo estadounidense. «Sin embargo ustedes han logrado ser líderes a nivel regional de la investigación científica, y yo les daré todo mi apoyo», afirmó la doctora Chan.

La máxima representante de la OMS significó que el pueblo y el Gobierno de Cuba son muy queridos para ella, y destacó el pensamiento estratégico de los líderes Fidel y Raúl Castro, en la concepción de un modelo integrado de la ciencia y la salud en pos de su población.

Con la misma pasión mostrada por la Doctora Margaret en su intervención, la Doctora Carissa Etienne subrayó la importancia que tiene hoy la innovación científica alcanzada en Cuba, desde la combinación de las buenas prácticas, en el camino de la construcción colectiva y sostenible de los sistemas regulatorios.

Primer registro primario de América

La experiencia alcanzada por Cuba en el diseño y conducción de ensayos clínicos de productos médicos, farmacéuticos y biotecnológicos, permitió que en 2011 fuera aprobado por la OMS el Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos, primer registro primario de América, aseguró Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud.

«Cuba cuenta hoy con ocho vacunas de producción nacional de las 11 que conforman el Programa Nacional, para una cobertura de 13 enfermedades. A ello se suman los 888 productos que conforman el cuadro básico de medicamentos, de ellos 592 producidos por la industria biofarmacéutica cubana», añadió.

«Se han concluido también 133 ensayos clínicos nacionales e internacionales con 58 productos, con la participación de más de 4 000 investigadores y el desarrollo de un programa académico nacional de formación de buenas prácticas», apuntó.

Expresó que desde su fundación, en el año 1991, el CECMED ha tenido como    misión promover y proteger la salud de la población mediante sistemas de regulación, eficacia y calidad de los medicamentos, convirtiéndose en referencia para la región.

Desde el año 2000 está certificado como competente para el Sistema de Regulación de Vacunas y por la Organización Panamericana de la Salud como Autoridad Reguladora Nacional de referencia regional para Medicamentos y Productos Biológicos desde 2011.

Al concluir el acto inaugural, el General de Ejército Raúl Castro Ruz dirigió breves palabras a los presentes.

Feliz de la tercera visita a Cuba

Como colofón de su visita Margaret Chan sostuvo un encuentro con medios nacionales y extranjeros acreditados en la Isla, en el Centro de Prensa Internacional de la capital, donde comentó sentirse muy feliz de su tercera visita a la Mayor de las Antillas, y poder ser testigo de la pasión con que se avanza en el quehacer científico.

La Directora General de la OMS manifestó su agradecimiento y felicitación «a Cuba, a Fidel por su liderazgo visionario y a Raúl por continuarlo. Los líderes de este país comprenden la importancia de la ciencia y el avance médico para el desarrollo; y no solamente tienen una visión, sino un compromiso político de colocar los recursos financieros a disposición de poner en práctica estos aspectos; con el propósito de que el país avance», dijo.

Tras una apretada agenda que incluyó la visita a centros de investigación y de salud del país, la máxima representante de la OMS destacó el trabajo de Cuba en el campo de la biotecnología, con el desarrollo de vacunas y medicamentos para el tratamiento de enfermedades crónicas no transmisibles.

Destacó la importancia de la transferencia tecnológica y la integración de la ciencia en la región como baluarte para alcanzar mayores índices de salud, y el enfrentamiento a enfermedades de elevada incidencia.

Subrayó que el panorama de salud se vuelve cada vez más complejo en el mundo, ante fenómenos de inevitables consecuencias como el cambio climático y la reaparición de enfermedades mortales como el ébola.

Sobre el virus de la chikungunya en la región, Margaret Chan dijo que la situación es compleja, pues siempre que hay movimiento de personas, de bienes y servicios es posible que se pueda producir una transmisión de la enfermedad.

No obstante, señaló que en el caso de Cuba la labor de prevención desplegada es muy positiva y permitirá que la enfermedad, de existir, sea controlada a tiempo.

En ese sentido significó que Cuba mantiene un fuerte dispositivo de fumigación a domicilio, mediante el cual empleados de entidades estatales recorren las viviendas para inspeccionar y aplicar productos para eliminar a los mosquitos, sobre todo el Aedes aegypti.

La Directora General de la OMS dejó como mensaje final la necesidad de que todos los países de la región se integren en la búsqueda de estrategias y prácticas de salud por el bienestar de su población, pues la salud es un servicio universal que no se debe negar a nadie.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.