Demostrar todo lo que podemos hacer por Cuba

Precisamente en los jóvenes habita la solución a los grandes desafíos del país, argumentó el miembro del Buró Político y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, al intervenir en la clausura del Consejo Nacional de la FEU

Autor:

Alina Perera Robbio

Al preguntar sobre cuál es la ecuación que Cuba está llamada a resolver desde el punto de vista político-ideológico y económico, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, expresó este miércoles a los universitarios que ellos resultan vitales, y que es justamente en ellos, los jóvenes, donde habita la solución.

El dirigente compartió la idea durante la jornada final del Consejo Nacional de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), que tuvo como sede a la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI).

«Ustedes son la solución», y añadió que ese éxito pasará por la entrega, por la comprensión profunda de los problemas y la capacidad de detectarlos, por el conocimiento y el amor a la historia del país, por una preparación constante que acreciente una capacidad resolutoria, por nutrirse del pensamiento de hombres como Martí, Fidel, Raúl, el Che, o Julio Antonio Mella.

En las palabras que clausuraron el cónclave, el Primer Vicepresidente cubano hizo alusión al escenario económico y a otro inseparable del primero: el ideológico. Sobre el primero valoró que en él hay muchas realidades por transformar, por definir conceptualmente, por desarrollar; «muchas cosas que constantemente hay que estar revisando».

«Por eso —recordó— el General de Ejército nos ha pedido ir sin pausa pero sin prisa para hacer las cosas bien. Hay un grupo de medidas que se toman, las cuales, aparentemente, en un momento inicial, se presentan como si fueran medidas que no satisfacen a la población, pero detrás de cada una de ellas está el crear las bases y el sustento para todo lo que tenemos que lograr, para realmente concretar ese objetivo de un desarrollo socialista, próspero y sostenible.

«Y hay muchos problemas acumulados, hay problemas estructurales de la economía, que hay que resolver; hay insuficiencia. Todavía tenemos que seguir en la batalla contra el burocratismo; tenemos que seguir creando un ambiente de trabajo donde no nos molestemos los unos a los otros sino que creemos una interactividad, una comprensión, y la voluntad de todos de apoyar para conseguir los resultados que deseamos».

Al referirse al escenario ideológico, el miembro del Buró Político hizo énfasis en que el  mismo está «marcado por la subversión político-ideológica a la cual están sometidos los jóvenes cubanos, y en particular los estudiantes universitarios».

Díaz-Canel resaltó que las nuevas generaciones constituyen un propósito del imperio: «No es secreto, no es un teque, no es una mentira, no es un eslogan. Se han ido denunciando, fíjense en los últimos meses, tres planes subversivos contra Cuba: Piramideo, ZunZuneo, y este (el más reciente) de formación de supuestos líderes juveniles para oponerse a la Revolución Cubana.

«Conocemos —afirmó— de más de cien planes de subversión político-ideológica orientados hacia nuestra sociedad, principalmente hacia el sector juvenil; conocemos también de las becas que dieron un grupo de hijos de cabecillas contrarrevolucionarios; conocemos todos los intentos de becas que están tratando de dar, con las cuales están tratando de encantar a nuestros estudiantes universitarios».

El dirigente no pasó por alto el hostigamiento del cual Cuba es objeto desde múltiples espacios: «Está todo lo que se habla de manera no objetiva, y con mucho odio, sobre Cuba y sobre la juventud cubana en las redes sociales».

Sobre el tema, comentó que si todos los estudiantes universitarios cubanos, todos los días, cuando se conectan a las redes sociales —aun en medio de múltiples limitaciones con la conectividad— dedicasen un tiempo a colocar un mensaje en defensa de la Revolución, y contra los ataques que hacen a la Isla desde sitios contrarrevolucionarios, la respuesta se haría sentir con mucha fuerza.

«Cuando los más de 200 000 estudiantes universitarios cubanos, todos los días, defiendan también desde las redes sociales la obra de la Revolución con sus verdades, con sus argumentos, con sus ideas, con sus convicciones, van a estar haciendo un aporte en ese escenario».

«Ustedes, como generación, tienen un reto grandísimo», resaltó Díaz-Canel ante el estudiantado. Y dijo que justo en lo desafiante está esa belleza de la que habló José Martí y que debemos ser capaces de encontrar en el día a día: «Es la belleza también de superar obstáculos, de crecernos y de demostrar todo lo que podemos hacer. Y en todo ese desafío está el futuro de la Revolución, el futuro de nuestro pueblo».

Sobre las jornadas de análisis del Consejo Nacional de la FEU, el dirigente cubano valoró que ellas han sido muestra elocuente de la profundidad y claridad acerca de las tareas que están por delante.

Sobre el tiempo transcurrido desde el VIII Congreso de la FEU hasta hoy, el Primer Vicepresidente afirmó que ha habido un seguimiento a las principales ideas expresadas durante la importante cita: así ha sido, dijo, desde cada aula, desde cada facultad, desde cada consejo de dirección de las universidades, en cada provincia, y también a nivel de país. Muchas instituciones, subrayó, han tenido que ver, y han dado seguimiento a cómo anda la implementación de los acuerdos del Congreso de la FEU.

«Y eso nos confirma, enfatizó Díaz-Canel, que la FEU sí representa a los estudiantes universitarios cubanos, que sí tiene un espacio de debate y un espacio de participación, y diría también un espacio en la toma de decisiones de la obra de la Revolución, porque muchos acuerdos del Congreso han llevado a que organismos e instituciones hayan tenido que evaluar políticas, tomar nuevos acuerdos, modificar resoluciones en función de las cosas que ustedes plantearon, de las insatisfacciones que expresaron. Yo creo que esa es la manera en que debemos seguir trabajando».

El dirigente político se refirió a momentos felices de la organización en la vida del país, pero lamentó un hecho muy desagradable: el fraude que ocurrió en torno a las pruebas de ingreso, al finalizar el curso, que provocó una vez más un debate social sobre la educación, y la educación superior en Cuba. Debemos estar conscientes de que ese flagelo está hoy en nuestras aulas, que hay que combatir para que nuestros profesores y estudiantes sean honestos. Ser honesto es un camino para llegar a la dignidad, y para llegar a la virtud que Martí nos solicitaba».

«Creo —resumió el miembro del Buró Político— que con el balance de todos estos acontecimientos se ha creado un ambiente excelente de trabajo, de comprensión, de diálogo para que crezcamos y constantemente nos estemos afianzando desde la propia organización».

La voz de los universitarios

Si algo fortalece y enriquece a la Universidad muros adentro, es extenderse hacia todos los ámbitos posibles de la sociedad, especialmente hacia la gente del pueblo, para lograr el bienestar que nace de probar los conocimientos en el terreno de la praxis.

Ese, sin dudas, fue el eje conceptual compartido por quienes hicieron uso de la palabra durante la sesión plenaria, este miércoles, del Consejo Nacional de la FEU.

Los universitarios tomaron parte en batallas comunitarias por la higienización, tareas productivas, así como en el enfrentamiento, de conjunto con organizaciones como la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), a indisciplinas sociales.

Fueron escuchadas diversas experiencias, entre ellas la contada por Leticia Torres, presidenta de la FEU de la Universidad de Ciencias Pedagógicas Conrado Benítez, de Cienfuegos: los jóvenes velaron por la disciplina en ómnibus urbanos, tomaron parte en acciones de cuidado de la flora y la fauna, debatieron sobre cómo insertarse más profunda y eficientemente en las comunidades.

En esa misma línea hizo un recuento Josué Ernesto Hernández Pozo, presidente de la FEU de la Universidad de Oriente en Santiago de Cuba: allí los estudiantes han tomado parte en las labores de restauración de la provincia tras el paso del huracán Sandy.

Y así, se sumaron voces de Pinar del Río, Guantánamo, Camagüey, Ciego de Ávila, La Habana, y otros lugares de la Isla.

Una idea cardinal fue desarrollada por el estudiante de Filosofía de la Universidad de La Habana, Randy Perdomo: después del VIII Congreso de la FEU, la organización ha crecido, pero un gran reto se presenta hoy ante el estudiantado; es esencial la preparación política para todo cuanto demandan los momentos actuales.

Como pórtico de la jornada de este miércoles, tuvo lugar la visita a la galería del Centro Cultural Wifredo Lam, en la UCI, por parte de quienes luego presidieron y acompañaron a los universitarios en sus análisis. Hicieron un recorrido por imágenes del mundo de la FEU (salidas de los archivos de Juventud Rebelde y de la revista Alma Máter), el Primer Vicepresidente Miguel Díaz-Canel; la miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, Olga Lidia Tapia; la primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas, Yuniasky Crespo; el presidente nacional de la FEU, Yosvani Alberto Montano; la secretaria general de la FMC, Teresa Amarelle; el coordinador nacional de los CDR, Carlos Rafael Miranda; la ministra de Educación (Mined), Ena Elsa Velázquez; el ministro de Educación Superior (MES), Rodolfo Alarcón; la rectora de la UCI, doctora Miriam Nicado; así como otros dirigentes y diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Nuevo Secretariado Nacional de la FEU

Para el presente curso escolar, el nuevo Secretariado Nacional de la FEU está compuesto por 19 estudiantes que representan a 12 provincias del país y a 17 centros de educación superior.

Fue ratificado en la presidencia Yosvani Montano, estudiante de quinto año de Marxismo-Historia, y para la vicepresidencia fue electa Arianna Guerra, estudiante de quinto año de Derecho. En la presidencia de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE) se mantiene Ricardo Guardia, licenciado en Turismo. El resto de los miembros del Secretariado Nacional son Lisandra Esquivel, estudiante de quinto año de Derecho; Gretchen Gómez, estudiante de quinto año de Periodismo; Ana Gloria Flores, estudiante de cuarto año de Economía; César David Pozo, estudiante de quinto año de Estomatología, y Yordan Bango Porro, estudiante de segundo año de Economía.

Ese órgano será integrado además por Jennifer Bello, estudiante de cuarto año de Psicología; Claudia Gutiérrez, estudiante de tercer año de Medicina; Rosana María Fernández, estudiante de quinto año de Marxismo-Historia; Yenisé Peña, estudiante de quinto año de Medicina; y Ángel Luis Varona, estudiante de cuarto año de Estomatología.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.