Una escuela diferente

La Escuela Especial de Atención al Autismo, que comenzó hoy su tercer curso, ha experimentado un aumento en su matrícula, una señal de alerta sobre esta enfermedad cuya causa es aún desconocida

Autor:

Glenda Boza Ibarra

Cienfuegos.— Cuando abrió sus aulas por primera vez en 2011, la matrícula de la Escuela Especial de Atención al Autismo «Vilma Espín» apenas sobrepasaba los 15 alumnos, hoy son 22 los niños que se educan allí.

A pesar de sus pocos años de experiencia, el colectivo docente está capacitado para preparar para la vida adulta e independiente a personas con este padecimiento.

Tania González Fonseca, directora del centro explicó a JR que para la enseñanza de los menores de 18 años cuentan con especialistas en sicología, logopedia, sicopedagogía, profesores de música, maestros y auxiliares.

«También atendemos a cuatro niños con síndrome de Rett, trastorno neurodegenerativo con rasgos autistas, quienes reciben las clases en sus casas.

«Este curso comenzaremos por primera vez la inserción de uno de los alumnos en una escuela primaria. Ese tránsito, que debe durar hasta 2015, sería un logro muy especial para nosotros y requiere también la preparación de los profesores y alumnos de la clase donde se va a insertar».

Indicó además que para la educación de los niños autistas han recibido preparación incluso en el extranjero y con especialistas de otros países sobre el lenguaje signado y las técnicas para lograr la socialización, autonomía e independencia de los pequeños.

«La enseñanza de estos estudiantes desde edades tempranas es muy importante, y afortunadamente ya los padres son capaces de reconocer síntomas de alerta a los 36 meses como son las rutinas establecidas, no hablar, no tener contacto físico ni ocular, y acuden de inmediato a consulta».

Adrián Moreno Alonso, padre de un alumno que comienza en prescolar, indicó que el curso anterior estuvo dos meses en la escuela y ya se notan algunos cambios.

«La enseñanza, sin embargo, no es solo a nuestros hijos, también los padres necesitamos que nos indiquen cómo debemos actuar, atenderlos y conducirlos en la casa, porque esa educación especial igualmente es importante en el hogar».

Tercera de su tipo en Cuba y única en la región central, la Escuela Especial de Atención al Autismo de Cienfuegos, ha experimentado un aumento en su matrícula, una señal de alerta sobre esta enfermedad cuya causa es aún desconocida.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.