Los Joven Club hacia una fase superior

Este lunes se recordó la creación por iniciativa de Fidel de esas instalaciones hace 27 años. En Artemisa se inició de forma experimental el cobro de sus servicios y productos

Autor:

Yuniel Labacena Romero

A sus 27 años de fundado, nadie duda que los Joven Club de Computación y Electrónica (JCCE) fueron ese sitio ideal para el inicio de la alfabetización informática de la familia y la comunidad, donde desde los más niños hasta los ancianos por primera vez acudieron masivamente al estudio  de la computación y de sus herramientas.

Y es que para alentar y facilitar el acceso, aprendizaje y uso masivo de las tecnologías de la informática y las comunicaciones, nació el 8 de septiembre esa iniciativa de Fidel. Su impronta fue recordada este lunes en el acto central por el cumpleaños de ese programa, realizado en el Memorial José Martí de la Plaza de la Revolución.

Raúl Van Troi Navarro, director nacional de los Joven Club, afirmó que si en 1987 solo había una instalación de ese tipo en el Vedado, hoy existen 600 conectadas en red, equipadas con más de diez mil equipos electrónicos, incluidas las computadoras, y distribuidas en todos los municipios del país, incluso en las zonas montañosas.

Señaló que este nuevo aniversario está relacionado con el inicio del cobro de los servicios y productos que ofertan estos centros, una medida experimental que comenzó el 25 de agosto en la provincia de Artemisa, y se extenderá paulatinamente al resto del país, en correspondencia con los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Van Troi Navarro explicó que los cambios que vive el país demandan que ese programa sea sostenible económicamente para mantener su presencia en la sociedad cubana, y recordó que durante todos estos años el Estado ha potenciado íntegramente la labor de los Joven Club y a ello ha destinado en la última década más de 50 millones de pesos anualmente.

Expresó que con esta política los Joven Club caminan hacia una fase superior, en la que seguirán aportando productos de alta demanda social, y mencionó que ya se trabaja en un sitio web de juegos en red y el paquete Mi mochila de aplicaciones y contenidos audiovisuales, que se encuentra en etapa de desarrollo y prueba en La Habana.

Al mencionar los principales logros de esta etapa y lo mucho que queda por hacer, Van Troi exhortó a los trabajadores a continuar poniendo los conocimientos, habilidades y experiencia en función de la comunidad, para satisfacer así sus demandas de información en el ámbito de la informática, las comunicaciones y la electrónica.

Durante el acto, varios trabajadores destacados y otros con más de 25 años en esta labor recibieron diplomas de reconocimiento. En nombre de ellos Marleny Núñez Zamora, del Joven Club Manzanillo I, en Granma, significó el orgullo de pertenecer a estos centros, a los cuales calificó como una escuela grande en lo que se refiere a temas de informática que se necesita conocer en nuestros días.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.