Irradiar arte con el corazón

Concluyó este miércoles el Consejo Nacional de la AHS. Durante la jornada el héroe cubano René González dialogó con los jóvenes creadores

Autor:

Lourdes M. Benítez Cereijo

«Nuestro principal compromiso es hacer un país mejor», aseguró Rubiel García, presidente de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), en el inicio de la jornada final del Consejo Nacional de esa organización, que sesionó desde el martes en la sede del Pabellón Cuba.

La función social del arte, la lucha contra la pseudocultura, la necesidad de eliminar el mal gusto en la apreciación estética, la participación de la vanguardia artística y su inclusión en la política cultural, entre otros temas, se abordaron durante el encuentro.

Los presidentes filiales y miembros de la Dirección Nacional coincidieron en sus análisis que una de las formas más valiosas de llegar a la gente desde el arte, es apelando a lo afectivo y emotivo, porque «hay que poner corazón primero, luego la mente».

Asimismo se destacó el fortalecimiento de los lazos con los miembros de la organización que viven en el exterior. Esa muestra de la evolución en las relaciones internacionales, fue uno de los acuerdos tomados durante el Segundo Congreso.

Entre los momentos más especiales de la jornada estuvo la visita del Héroe cubano René González. A las sesiones asistieron además Fernando Rojas, viceministro de Cultura, y Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas.

René reconoció la importancia de la vanguardia artística, actualizó a los jóvenes con detalles acerca del caso de los Cinco y escuchó sus iniciativas para contribuir a la liberación de nuestros hermanos aún injustamente encarcelados en Estados Unidos.

«En batallas como la nuestra —explicó René— se impone romper la inercia... Y los jóvenes son esa fuente de motivación e inspiración».

Según explicó Rubiel García a Juventud Rebelde, este Consejo se centró en verificar todo lo hecho. «No obstante, nuestras discusiones no solo abarcaron aspectos gremiales, sino otros que atañen a la cultura, la educación y la sociedad.

«En ese sentido —agregó—, nuestra labor se ha ido legitimando en los nuevos ingresos y en la utilidad de la AHS para sus miembros e incluso para aquellos que no son parte de nuestras filas. La responsabilidad se hace más latente, en tanto nos afianzamos como observadores cualitativos y entes proactivos de los procesos culturales de nuestra nación. Lo demostramos siendo contrapartida de las instituciones, denunciando lo mal hecho y sobre todo, proponiendo y siendo partícipes de las soluciones».

Con respecto a cómo se proyecta la AHS camino a su aniversario 28, señaló que la AHS, de conjunto con la provincia de Granma, está preparando la Fiesta de la Cubanía, «pero la mejor manera de celebrar nuestro cumpleaños será llevar a las comunidades y a todos los públicos lo que mejor nosotros sabemos hacer: irradiar arte», sentenció.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.