El grito de libertad

Rinden honores al Héroe Nacional y al Padre de la Patria en el cementerio de Santa Ifigenia

Autores:

Osviel Castro Medel
ACN

Con una ceremonia militar y guardia de honor especial se rindió homenaje este 10 de octubre al Héroe Nacional José Martí y al Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes, en la ciudad de Santiago de Cuba, a 146 años del inicio de las guerras independentistas en Cuba.

En el mausoleo que atesora los restos del Apóstol en el cementerio de Santa Ifigenia fueron colocadas ofrendas florales del líder histórico de la Revolución Fidel Castro; del General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y del pueblo de Cuba.

La AIN informó que cadetes de la Universidad de Ciencias Médicas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de la capital, y alumnos de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos de la provincia de Holguín, participaron en el tributo a ambos próceres en tan significativa fecha.

Igualmente, ante la tumba del Padre de la Patria se depositó una ofrenda floral en nombre del pueblo de Cuba y se escuchó la poesía Con el alba, declamada por los pioneros Vania Victoria Martínez y Abel Ernesto Torres, del seminternado Roberto Rodríguez.

La Banda de Música del Ejército Oriental acompañó el homenaje a esos luchadores, con piezas de contenido patriótico como La Rosa Blanca, El Mambí y el Himno Invasor.

Se encontraban presentes Lázaro Expósito Canto, miembro del Comité Central del Partido y primer secretario en la provincia de Santiago de Cuba; Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular; oficiales de las FAR y el Minint y dirigentes de organizaciones de masas y estudiantiles, así como una representación del pueblo santiaguero.

Momentos trascendentales, acaecidos el 10 de octubre de 1868 fueron recordados la víspera en el mismo lugar donde se produjeron y donde hoy reposan dos ruedas dentadas, como ruinas del ingenio La Demajagua, propiedad entonces del Iniciador.

En el acto de recordación de aquellos sucesos, Sonia Virgen Pérez Mojena, primera secretaria del Partido en Granma, señaló que para mantener vivo el ejemplo de Céspedes y sus seguidores es necesario que cada actividad, por sencilla que parezca, lleve el mensaje de la Revolución y tenga un propósito bien definido.

En la evocación, que comenzó con una ofrenda floral del pueblo de Cuba al Padre de la Patria, asistieron los secretarios del Partido y presidentes del Gobierno de los 13 municipios de Granma, estudiantes de preuniversitario, alumnos de la escuela militar Camilo Cienfuegos, pioneros, instructores de arte de la Brigada José Martí, artistas y trabajadores destacados.

Cerca de la campana que quedó como uno de los símbolos del grito libertario, varios granmenses recibieron carnés que los acreditan como militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas o el Partido Comunista de Cuba.

Desde ese mismo sitio partió el maratón 10 de Octubre, de 17 kilómetros, que concluyó en el parque Céspedes, en el corazón de la ciudad de Manzanillo; mientras que en Bayamo se celebró, en la Plaza de la Revolución, una simultánea entre ajedrecistas que intervienen en el torneo que lleva el nombre del Héroe de San Lorenzo y aficionados al juego ciencia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.