La telúrica conexión de una barriada - Cuba

La telúrica conexión de una barriada

En Nuevitas, Camagüey, corazones juveniles brindaron buen arte a los vecinos

 

Autor:

Yahily Hernández Porto

CAMAGÜEY.— Al llegar al distante barrio Primero de Mayo, en Nuevitas, un ambiente de alegría nos dio la bienvenida.

Algo fuera de lo normal estaba ocurriendo en esta tierra industrial y de pescadores. De repente, la familia se había multiplicado y hecho gigante. Abuelos, pioneros, otros adultos y «hasta el perro de casa» se sumaron a una singular sorpresa que los jóvenes habían preparado.

«Esto ha sido “telúrico”, pues ni la novela retuvo a la gente en sus casas. Estos muchachos han estremecido con su música, ritmos y los juegos de participación hasta a los más apáticos», manifestó la cederista Maure Maura, quien desde bien temprano andaba adornando el vecindario, pues por esta comunidad comenzó en la provincia agramontina el proceso de rendición de cuentas del delegado a sus electores.

La iniciativa trajo una buena nueva: los espacios socializadores cotidianos parece que serán los escenarios principales de presentación de las brigadas artísticas integradas por jóvenes creadores de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), instructores de arte, aficionados…, para dialogar a través del arte con toda la familia, necesitada, de vez en vez, de un regalo juvenil como este.

«El mago Patrick nos dejó con la boca abierta», expresó con asombro la niña Eliane de Armas, mientras su amiguita Sale Mira, de cinco años, sorprendió con su expresión de «yo bailé y canté con los Van Van».

Y no se equivocó esta infante: los músicos del proyecto sociocultural Golpe a golpe, de la AHS —integrado también por instructores de arte de la Brigada José Martí—, interpretaron clásicos del Tren de la música cubana, bailaron con paso arrollador y, cual si fuera poco, al experto elenco se unieron humoristas, solistas, raperos y trovadores.

Así, entre estas expresiones de alegría habría de comenzar una asamblea de rendición de cuentas muy diferente, que desde bien temprano llevó a la familia de este barrio nuevitero un mensaje claro de unidad y alegría, como refirió la jubilada Ángela Cabalé, mientras coterráneos suyos daban aplausos merecidos a los integrantes del Teatro Infantil Contra Molinos y se tejía, entre todos, una singular Conexión Necesaria.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.