Oscar Zanetti, Premio Nacional de Historia 2014

La noticia se conoció en las sesiones del Consejo Ejecutivo Nacional de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

CIEGO DE ÁVILA.— Al profesor Oscar Zanetti Lecuona se le concedió el Premio Nacional de Historia 2014, en reconocimiento a su destacada trayectoria como docente e investigador de las relaciones económicas y su influencia en el pasado de la nación, según trascendió en la reunión aquí del Consejo Ejecutivo Nacional de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC).

El Doctor Roberto Pérez Rivero anunció el veredicto en su doble condición de presidente de la organización y del jurado, que estuvo integrado por los premios nacionales de Historia Mario Mencía Cobas, Francisca López Civeira, Horacio Díaz Pendas y Áurea Matilde Fernández.

Nacido en La Habana en 1946, el Doctor Oscar Zanetti Lecuona ha impartido docencia en la Universidad de La Habana y en universidades de España, México, República Dominicana y Estados Unidos. Su obra incluye libros, ya imprescindibles, como Los cautivos de la reciprocidad y Caminos para el azúcar, este último en coautoría con Alejandro García. La Casa de las Américas le entregó el Premio Extraordinario sobre el 98, en la modalidad de ensayo, por su investigación Comercio y Poder. Relaciones cubano-hispano-norteamericanas en torno a 1898.

En las sesiones del ejecutivo de la UNHIC, también se conoció el Premio Ramiro Guerra por la mejor obra publicada. En la modalidad de ensayo recayó en la investigación: Nadie puede ser indiferente. Miradas a las guerras (1868-1898), de la camagüeyana Elda Cento Gómez, publicada por la Editorial Oriente. En biografía fue para Byrne, el verso de la patria, de Urbano Martínez Carmenate, de Ediciones Matanzas.

El Premio José Luciano Franco, que resalta las investigaciones publicadas en las editoriales provinciales, lo mereció también Elda Cento Gómez por su libro Del látigo y el jornal. Apuntes sobre la esclavitud de Camagüey, publicado por la Editorial Ácana.

Mientras el Fernando Rodríguez Portela, instituido para laurear el trabajo de los jóvenes historiadores, lo mereció Malena Balboa Pereira por su libro Contra la indiferencia oficial: José María Chacón y Calvo, publicado el pasado año por la Editorial Letras Cubanas.

En esta reunión del ejecutivo de la UNHIC se ha revisado, entre otros temas, el comportamiento de los acuerdos de los congresos de la organización y sus eventos científicos, así como el estado de las líneas de investigación. Este, sábado, se rindió homenaje a la conformación del Ejército Invasor en la guerra de 1895, en el conjunto monumentario que señala el lugar del hecho en los potreros de Lázaro López.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.