Las fotos definitorias de 2014

Otorgados los premios del concurso en el mes de diciembre, donde los lectores retraron su año con historias múltiples

Autor:

Juventud Rebelde

Iniciativas en las comunidades, alegrías, victorias personales, humanismo, maravillas naturales y mucha ternura marcaron este 2014 para los cubanos que participaron en la edición decembrina de nuestro concurso La mirada del lector.

El equipo de fotorreporteros de Juventud Rebelde seleccionó a los ganadores, con tres premios y seis menciones, entre el casi centenar de imágenes recibidas desde todos los rincones de Cuba.

El jurado, integrado por Juan Moreno, jefe del departamento, junto a Roberto Suárez, Raúl Pupo, Calixto N. Llanes, Roberto Ruiz y Roberto Morejón consideraron las siguientes instantáneas como las mejores enviadas por nuestros lectores, agradecieron a todos la participación y ponderaron las iniciativas de los concursantes para plasmar momentos cruciales.

A continuación los ganadores y las historias detrás de las imágenes

Primer premio

Daimi Mederos, Cotorro, La Habana

La ganadora del concurso en diciembre explica que la foto la tomó en su casa de Santa María del Rosario. «Fue un sábado del mes agosto en que estaba limpiando la casa y dejé a mi niño, de un año de edad llamado Kevin, en la cuna acabado de bañar y quedándose dormido mientras veía en el TV los muñequitos del Rayo Mcqueen».

«Mi sobrino de cuatro años de edad llamado Javier también estaba en la casa y lo senté en la cama (que se encuentra al lado de la cuna), también viendo los muñequitos. Salí unos diez minutos a la terraza y cuando regresé me encontré con este panorama que verán en la foto. En esos diez minutos mi sobrino abrió el closet, cogió un pomo de talco nuevo de paquete y se lo echó completo a mi hijo».

Segundo premio

Ricardo Varona Abad, La Habana

El autor de la foto afirma que esta imagen representa la luz que necesita la relación de pareja, la cual ha definido en el 2014 el destino de mi vida.

Tercer premio

Pablo Javier (sin más datos)

El autor afirma que esta foto, tomada en Artemisa, representa el 2014 pues «fue un año excelente para mí y para mi Isla, llena de logros y orgullos».

Menciones

Consuelo Obregón Rodríguez, La Habana

Esta foto significa mucho para toda mi familia y para mí en especial, fue tomada por mí, es mi nieto Fabio Enmanuel Cabrera Obregón, la llegada de él ha sido una gran bendición. Se tomó en la Habana donde reside el bebé.

Mabel Páez Viltres, La Habana

«Un año de victoria para mi querida hija y para mí. Se graduó en el Instituto Preuniversitario Vocacional del Minint y comenzó su vida como universitaria. Es el mejor reconocimiento a tantos años de esfuerzo y sacrificio de mi bella. Fue bien emocionante ese momento pues hubo días en que pensamos que no lo íbamos a lograr», afirmó.

Vivian Gómez del Valle, La Habana

Esta foto, tomada en el muelle de la Empresa GeoCuba, en el municipio de Regla, atrapó a un arcoíris sobre la bahía de La Habana, «un momento que pocas veces la naturaleza nos brinda», como señaló su autora.

Alian Zamora Hernández, Villa Clara

Imágenes tomadas en octubre de 2014 en los alrededores del hotel La Hanabanilla, ubicado en el Municipio de Manicaragua, perteneciente a la provincia de Villa Clara.

Miguel Alejandro Martínez Soler, La Habana

El miembro de la brigada médica cubana en Urdaneta, Estado de Aragua, Venezuela, expresó que «este año 2014 se convirtió en mi primera misión y amén de la distancia, la tierra la llevo en el corazón y todo lo que de ella emana.

«La intención ya estaba sembrada desde el comienzo de la colaboración médica en este hermano país. Las nuevas proyecciones nos llevaron a caminar sobre terrenos increíbles a la par de peligrosos. En la cima de una loma, que una vez iniciado el trabajo se veía a lo lejos como algo inalcanzable, tomé esta fotografía que a mis ojos revela más que una intención o una proyección el deseo de hacer bien y brindar salud, sinónimo de amor. Aún a pesar de la distancia y la añoranza de nuestros seres queridos, existen momentos como estos que nos regalan una sonrisa; que queda en el pasado, pero que burla el tiempo y se aparece, a la distancia de un clic. Creo que sienten lo mismo, aquellos que aún la conservan».

Sofía Pichardo Rodríguez, Mayabeque

Explica la autora que «las protagonistas de la foto son Daniela (la mayor) e Isabela (la menor) mis sobrinas, mis soles, mis tesoros. Mi año estuvo básicamente marcado por estas princesitas. Esa foto la tomé en una de sus visitas a mi casa (Quivicán), uno de los tantos días en que las cuido y disfruto mucho de sus travesuras».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.