Los jóvenes no pueden ser ingenuos - Cuba

Los jóvenes no pueden ser ingenuos

El enemigo quiere que la juventud cubana esté descontextualizada, enajenada, que pierda su sentido de pertenencia, y ante ello debemos prepararnos de manera activa, destacó Susely Morfa, segunda secretaria de la UJC

Autor:

Hugo García

MATANZAS.— Cuando el joven estudiante de segundo año en Ingeniería Agrónoma Alejandro Mesa espetó que en su vida como militante nunca lo habían movilizado a tareas agrícolas como cortar caña o recoger papa, un murmullo recorrió el salón de la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos.

Así ocurrió en la asamblea de balance de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en la principal casa matancera de altos estudios, en la que los jóvenes ratificaron el amor por su país y la necesidad de enfilarse hacia nuevos derroteros en la vida de la organización.

«Si queremos un país mejor y más próspero, es el momento de hacer cosas, de mirarnos crudamente hacia dentro», exhortó Damián Dikinson, presidente de la Federación Estudiantil Universitarios (FEU) aquí.

Susely Morfa González, segunda secretaria de la UJC, se refirió a que hoy el asedio político es sobre los jóvenes cubanos.

«Hay más subversión político-ideológica, hay planes del enemigo, porque se quiere que la juventud cubana esté descontextualizada, enajenada, que pierda su sentido de pertenencia. Para enfrentar eso debemos prepararnos de manera activa», dijo Susely, quien advirtió que nuestros dirigentes y jóvenes no pueden ser ingenuos.

Sobre los procesos de crecimiento en la UJC manifestó que  se ha dado de todo: desde falta de selectividad hasta de identificación de los jóvenes más preparados. Ejemplificó con centros estudiantiles en que la matrícula supera los mil estudiantes y apenas hay 15 o 20 militantes de la UJC, lo que denota la falta de atención desde la organización a esos centros.

El tema del crecimiento acaparó gran espacio, y en este sentido la dirigente comentó que la única manera de que la UJC exista es que crezca, pero con jóvenes con valía, disposición a enfrentar retos y que ofrezcan ejemplo personal.

El X Congreso demostrará que hay una juventud fuerte, creíble, digna de sus conquistas, transparente y dispuesta a no fallar a la Revolución, concluyó Susely.

Continuar con el trabajo activo en la comunidad, formar jóvenes que sean cada día mejores seres humanos, velar por que las reuniones ordinarias de los comités de base sean útiles, que no se pierda el tiempo y que el proceso de crecimiento sea con mayor transparencia y resulte atractivo para los jóvenes fueron reclamos de varios de los delegados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.