Dime, espejo mágico: ¿luzco mejor?

Métodos estéticos de exfoliación pueden regalarnos una piel más lozana y tersa, pero la irresponsabilidad en los cuidados posteriores arroja resultados opuestos

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

¿Cuántas veces no se ha mirado usted al espejo y ha deseado eliminar esas arrugas que delatan su edad? La joven que ahora lee estas líneas seguramente también recordará las no pocas ocasiones en las que preguntó sobre la existencia de algún método «mágico» que eliminara las cicatrices de acné en su rostro y las manchas de sus hombros, mientras que su novio indagaba por un tratamiento para desterrar las pecas de su cuerpo.

Sucede que también, aunque cada persona tiene un tipo de piel con características especiales, todas padecemos en mayor o menor medida de los efectos de la contaminación ambiental y el envejecimiento, que generan imperfecciones fundamentalmente en el rostro, la zona más expuesta al exterior y a la vez la más sensible a sus daños.

A la diversidad de pieles también le corresponde una variedad de tratamientos de cosmética y dermatología, y por ello muchos acuden a salones de belleza en busca de la solución a través de la microdermoabrasión y el peeling químico. Sin embargo, poco o nada conocen de los cuidados que deben seguirse durante estos procesos y luego de someterse a ellos.

Más lozanía, menos vejez

La exfoliación es un fenómeno natural que ocurre en nuestra piel sin que nos percatemos, mediante el cual se produce el desprendimiento de las células muertas. Hay tratamientos que contribuyen a acelerar ese proceso normal y eliminar además las arrugas  y las impurezas, en dependencia del grado de profundidad al que pueden llegar, ya sea a nivel de la epidermis o de la capa media, la dermis.

El cosmetólogo especialista en tratamiento facial Daniel Diez Quelle explica a JR que el método de exfoliación no quirúrgico conocido como el peeling consiste en la utilización de sustancias químicas sobre la piel para renovar sus capas, eliminar así las imperfecciones y favorecer un color uniforme.

«Con el peeling se persigue corregir arrugas finas, medias o profundas, tratar el acné  y sus secuelas, el envejecimiento cutáneo, la flacidez, la piel fina y rugosa, la piel grasa y las manchas cutáneas, si estas no deben su origen a problemas hormonales.

«Habitualmente se utilizan diferentes ácidos como el glicólico y otros en función de los resultados que se busquen, del tipo de piel, del estado cutáneo, de la edad y del historial clínico. A la vista percibimos una descamación y la piel se regenera más rápido».

Es aconsejable dejar de utilizar cremas que contengan ácido retinoico u otros irritantes al menos tres días antes de someterse al peeling facial, agrega el también profesor de Bella Caribe, escuela que pertenece a la subdirección del centro Nacional de Capacitación Evelio Rodríguez Curbelo del Ministerio de Comercio Interior.

Diez Quelle destaca que antes hay que realizar un desengrasado y limpieza profunda de la piel y retirar todo maquillaje. «Es vital no excederse en el tiempo de pose, es decir, no superar los 15 minutos con el tratamiento químico en la piel, y luego aplicar una mascarilla hidratante para retirarlo».

El especialista subraya que el peeling químico puede realizarse en cualquier época del año, en cualquier tipo de piel y en cualquier parte del cuerpo. No precisa del uso de anestesia y nos devuelve la piel rejuvenecida y luminosa pues hace que la melanina se distribuya, de manera que el tono de la piel se hace más uniforme y las tan odiadas manchas de la cara desaparecen.

«Sin embargo, una vez realizado este tratamiento es necesario el uso de fotoprotección siempre y es ahí donde radica uno de los principales problemas. La irresponsabilidad de muchas personas las lleva a mantener el cuidado tal vez durante 15 días después, pero el protector solar es fundamental para evitar la aparición de manchas nuevamente, pues sin dudas con este método se lastima la piel y su mecanismo de defensa ante el impacto del sol es oscurecerse.

«Los especialistas que realicen el peeling deben además cuidar la higiene durante el proceder para evitar infecciones y deben recomendarle al cliente mantener una alimentación saludable, una hidratación constante de su piel, evitar la exposición al sol sin protección, dormir ocho horas y realizar actividades físicas de manera sistemática».

Diez Quelle asevera que la microdermoabrasión es también una técnica ideal para mantener la piel joven, suave y limpia como se quiere lograr a través del peeling pero de una manera menos agresiva pues no requiere del empleo de sustancias químicas.

«Es otro procedimiento estético de exfoliación, que elimina las células muertas en las capas exteriores de la piel y promueve la regeneración celular, incrementando la producción de colágeno y con ello la elasticidad.

«Se trata de un raspado con succión con la piel seca y limpia, mediante el uso de un aparato que en la punta puede ser de diamante o de cristales de aluminio. Además, el equipo tiene un filtro de fieltro en el medio para evitar la tupición y favorecer el raspado intenso».

El cosmetólogo refiere que la microdermoabrasión ayuda a las personas con cicatrices causadas por acné, estrías, arrugas, la piel deshidratada o grasosa. «No obstante, también requiere de responsabilidad tanto en el profesional que realiza el proceder como en el cliente, quien debe seguir al pie de la letra las orientaciones, en especial las relativas al uso de protector solar».

Los riesgos del método de la microdermoabrasión provienen de la falta de higiene al no esterilizar la máquina aspiradora y el aplicador, lo que conlleva a la aparición de serias infecciones en la piel. «Otro de los riesgos es que al realizar el procedimiento a una intensidad muy alta se pueden generar irritaciones e incluso perforar la piel de la persona, por lo que es esencial la comunicación con el cliente para no superar sus límites de sensibilidad y vigilar las señales que nos puede ofrecer su propia piel».

No existe la piel perfecta como tampoco existen los tratamientos estéticos «mágicos», pero ante cualquiera de ellos es menester tomar precauciones y sobre todo, respetar estrictamente las recomendaciones de quienes los aplican.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.