¿Militantes lejanos?

Los debates de la asamblea de balance de la UJC en Isla de la Juventud pusieron énfasis en el trabajo en la base, la convocatoria desde el ejemplo personal y la implicación en las tareas

Autor:

Roberto Díaz Martorell

NUEVA GERONA, Isla de la Juventud.— Los jóvenes no pueden ver a la militancia y su organización como algo lejano, oficial o institucional. Es imprescindible que sientan la necesidad de sumarse con orgullo y aportar todos los días. Así lo expresó David Jiménez, estudiante de Ciencias Médicas, para quien militar es ser ante todo ejemplar, combativo, solidario y estar dispuesto a hacer.

«El que no sienta de esa manera no puede ser parte de la vanguardia juvenil cubana», dijo.

Por esa cuerda de razonamiento se centraron los debates de la asamblea de balance de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en Isla de la Juventud, con énfasis en el trabajo de la militancia en la base, la convocatoria desde el ejemplo personal, el compromiso e implicación en las tareas.

Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, recordó que el funcionamiento depende de la preparación de los cuadros para planificar y organizar las acciones. «En la medida en que escuchemos, promovamos el debate y nos involucremos en los problemas, saldrán las soluciones, no basta con tener disposición, se precisa también de capacidad», comentó.

En ese aspecto, Julio César García, funcionario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), señaló a la exigencia y a la disciplina como condiciones necesarias para una militancia que vive hoy un momento histórico signado por el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba.

«Este nuevo contexto precisa de mayor preparación política para dirigir los procesos en la base, donde el joven debe conocer su realidad y aportar desde cada trinchera a la irreversibilidad de la Revolución», apuntó.

Ileana Matos, de la Universidad local, sugirió la aplicación de una estrategia de comunicación encaminada a conocer la realidad de su militancia, que permita a la UJC proyectar acciones e identificar posibles nichos de soluciones. «Nos corresponde levantarnos sobre las deficiencias, involucrarnos con responsabilidad en el análisis de la actividad fundamental y sumar», expresó.

Ariadna López, de la Brigada de Instructores de Arte José Martí, instó a ser más constantes y sacrificados para no perder la identidad y ser de verdad la vanguardia juvenil. «Urge hoy crear espacios propios, donde se combata lo banal con propuestas de calidad y cubanas», insistió.

Otro tema de interés apuntó a la situación económica de Cuba —afectada por el impacto de la crisis mundial y más de 50 años de bloqueo impuesto por Estados Unidos— y a la urgencia de sumar más manos juveniles a las tareas de producir alimentos y sustituir importaciones.

Los jóvenes campesinos Yoandry García y Clinton Torres actualizaron al plenario de cómo el experimento de venta liberada de insumos, equipamientos agrícolas y servicios especializados en Isla de la Juventud, contribuyó en solo siete meses a incrementar los volúmenes productivos en provecho de la población.

«Tener acceso a los recursos nos obliga a ser más eficientes, aunque se necesita incrementar la presencia de jóvenes en las áreas que aún están llenas de marabú para convertirlas en comida, y esa debe ser la primera tarea de la UJC en la próxima etapa», dijeron.

A tono con esa premisa, en este municipio especial se fortalecieron todas las organizaciones de base en asambleas previas al Congreso juvenil, lo que constituye hoy una fortaleza para asumir los retos que impone y demanda de los jóvenes el Programa de Desarrollo Integral (2102-2020).

En su intervención, Ernesto Reinoso, primer secretario del PCC en el territorio, llamó a los jóvenes a asumir con responsabilidad el compromiso de continuar la batalla de sus padres, «porque cada generación peleó por el futuro de sus hijos y nos toca ahora preparar y consolidar ese presente que nos legaron», apuntó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.