Te empujamos o te aguantamos

No se tiene a veces percepción del daño que la pasividad le causa al trabajo de la organización, se dijo en la Asamblea municipal X Congreso de la UJC en Sancti Spíritus

Autores:

Mariesly Wong
Lisandra Gómez Guerra

SANCTI SPÍRITUS.— ¡Pasividad, acomodo, falta de compromiso!  Un trinomio que, al desmontarse en sus causas, estimuló el intercambio y la discusión durante la Asamblea de Balance de la UJC en el municipio de Sancti Spíritus.

A veces no se tiene completa percepción del daño que dichas actitudes le han causado al trabajo de la organización juvenil. Y, como si fuera poco, ha afectado también la contribución de los jóvenes a la preservación de la identidad nacional y ha resquebrajado la entrega de muchos de ellos a la salvaguarda de la Revolución, se dijo con énfasis.

El intercambio demostró que a pesar de que aún se precisa sincronizar todo el accionar de la militancia, existen ejemplos de entrega con mucha responsabilidad y conciencia de lo que falta por hacer. La secretaria del comité de base de la cooperativa de créditos y servicios 10 de octubre, Darilis Venegas, explicó cómo, con la complicidad del colectivo joven de su entorno, se refuerzan las labores productivas en el surco para apoyar a la economía del país. A pesar de las limitaciones existentes por el encarecimiento de los insumos y las agotadoras jornadas, se sobreponen y, entre todos, se obtienen buenos resultados.

Asimismo, se enfatizó en la necesidad de estimular la participación de los jóvenes en tareas del sector agropecuario, así como su formación en carreras de ese perfil. Esa seducción debe desarrollarla la UJC en su trabajo con los de las edades más tempranas.

La membresía espirituana se pronunció, además, por combatir la indisciplina social, el delito, la corrupción y la ilegalidad, así como por fortalecer el trabajo político y revertir los intentos de subversión ideológica que se enfilan hacia los jóvenes, como arma fundamental para la continuidad del proceso revolucionario.

Entre quienes tienen muchas herramientas para contribuir a ello se encuentran los instructores de arte. Emilio Toledo, presidente de la Brigada José Martí en la provincia, destacó cómo desde todas las manifestaciones artísticas se forman valores, aunque hay que ganar mucho más en el trabajo comunitario, base fundamental de la cultura nacional.

La participación de la juventud espirituana ante la situación epidemiológica desfavorable que presenta el territorio, constituyó punto de análisis en el encuentro.

A juicio de Alejandro Mesa, presidente de la FEU en la Universidad de Ciencias Médicas en Sancti Spíritus, ha sido trascendental la inserción de los futuros profesionales del sector de la Salud en las visitas a las casas e instituciones, con el fin de educar a la población para elevar su calidad de vida.

Relevante giro en el curso de la asamblea se dio cuando Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, preguntó: «¿Qué significa ser un joven cubano en los tiempos actuales?». El alcance de la interrogante suscitó reflexiones autocríticas entre los miembros del plenario, al ponerse la mirada en el quehacer, la experiencia y el entorno de la juventud espirituana.

Crespo Baquero convocó, a despojar a la organización de anquilosamientos añejos y a compartir, sin estereotipos ni tapujos, las preocupaciones de los jóvenes. «Tenemos que alejarnos de los vicios, acercar el discurso a la realidad y lograr tener una organización atemperada a los cambios», puntualizó.

En el encuentro también se pusieron en discusión tópicos concernientes a la actualización del modelo económico cubano y la necesidad de que en el comité de base se discutan los problemas de los militantes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.