Preguntémonos cómo, para hacerlo bien

Una y otra vez aflora la expresión de que hay que mejorar el trabajo político-ideológico en las asambleas municipales de la UJC, y la correspondiente al municipio de Corralillo, en Villa Clara, tampoco fue la excepción

Autores:

Nelson García Santos
Olga Noemí Guerra

CORRALILLO, Villa Clara.— Una y otra vez aflora la expresión de que hay que mejorar el trabajo político-ideológico en las asambleas municipales de la UJC, y la correspondiente a este municipio tampoco fue la excepción.

El término, que suena hasta bien, tiene otras definiciones, pero hay una que resulta contundente: trabajo político-ideológico es todo lo que hagamos bien en función de la Revolución, como lo ha definido Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Fue el delegado Osmary Llerena, secretario del comité de base de la cooperativa de créditos y servicios (CSS) Israel Ruiz, quien esgrimió la expresión referida para razonar sobre la necesidad de un mejor quehacer en el sector agropecuario, a fin de incorporar a más jóvenes a la organización.

Aquí cabe despejar la interrogante: ¿cómo se haría? Aunque en la asamblea no se definió explícitamente, hubo planteamientos que, dichos de otra manera, apuntan a la esencia del cómo. En primer lugar la militancia empieza por ser ejemplo.

No hay que inventar nada para lograr esa influencia en el sector agropecuario y en otros. Se debe partir de un buen funcionamiento de la organización hacia adentro y hacia fuera, entiéndase más vinculación con la base productiva, aspectos medulares que fueron analizados en la asamblea.

Allí también hablaron de hacerse sentir más en la vida económica y social del municipio; que los jóvenes asuman cargos de responsabilidad, de los que, a veces, teniendo condiciones, rehúsan, y de poseer una mayor disposición para ser delegados del Poder Popular si los proponen.

La clave para lograr mejores progresos en todos esos anhelos se puede resumir en concretar un real protagonismo. ¿Y qué necesitan para lograrlo? Un trabajo eficiente que se revierta, en última instancia, en reconocimiento del colectivo al que pertenecen, y más allá, incluso, hasta en el barrio.

De este modo, la fuerza y el prestigio de los que hablan con el resultado satisfactorio por delante, les allanará el camino para lograr esa participación activa que de la juventud hace falta, como subrayaron en la asamblea.

Y ese será el mejor trabajo, porque los escenarios ideológicos, políticos y económicos se entrelazan y complementan. No se pueden deslindar unos de otros, que es lo mismo que lograr una sabia armonía.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.